Desarrollo sostenible: un compromiso del sector público y privado

La humanidad se enfrenta a grandes retos que marcan la agenda del sector público y privado; uno de ellos es el desarrollo sostenible. Para lograr sus objetivos, entre los que se encuentran reducir el hambre en el mundo, garantizar el acceso al agua y generar condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, es necesario que las empresas y los gobiernos trabajen juntos.

Herederos de los Objetivos del Milenio, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) enumeran metas para lograr un cambio positivo en beneficio de las personas, las futuras generaciones y el planeta. Aunque están destinados a servir como lineamiento a los líderes de los países para desarrollar sus políticas públicas, también requieren del trabajo conjunto con las empresas, ya que estas son miembros activos de la sociedad; así, al unir fuerzas se lograrían transformaciones importantes, como que en 2050 toda la energía mundial sea renovable.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

El desarrollo sostenible es un proyecto social que busca adoptar medidas para garantizar la paz y la prosperidad. Incluye áreas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo, la paz y la justicia, entre otras prioridades.

A través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se busca cumplir este propósito. Los ODS, creados en 2012, fueron impulsados por el Programa de las  Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y adoptados posteriormente por los líderes mundiales en 2015. Estos, desde su inicio, plantearon la necesidad de una correlación política y económica.

El corazón de estos compromisos es, sin duda, acabar con la pobreza permanentemente en todos los rincones del mundo, meta que tiene como fecha límite el 2030.

El desarrollo sostenible en Colombia: un compromiso de todos

El ecosistema de negocios colombiano no es ajeno al desarrollo sostenible; para 2017, un 58 % de las empresas más grandes ya trabajaban en el cumplimiento de alguna de las 17 metas. La cifra anterior se publicó en el documento “Empresas colombianas: nivel de reporte sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, elaborado por el Centro de Pensamiento Estratégico Internacional, CEPEI. Otro estudio, financiado por KPMG, afirma que Colombia está en el octavo puesto del Top 10 mundial por implementar los ODS.

Por su parte, el gobierno instaló una Secretaría Técnica de los ODS, conformada por el Departamento de Planeación Nacional (DNP), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Plataforma global Business Call to Action (BCtA). Estas instituciones promueven sinergias y desarrollan una hoja de ruta para la recolección de datos sobre acciones concretas. Frente a esto, los softwares de análisis de datos a nivel empresarial son muy útiles para cuantificar resultados en esta materia.

Además, las políticas públicas colombianas están orientadas a alcanzar los ODS con pilares como la equidad y la sostenibilidad. En este punto, los sectores corporativos más involucrado del país son los de actividades financieras y seguros; estos comprenden principalmente firmas inversionistas, banca privada, comercio y suministro de electricidad. Sin embargo, según la investigación del CEPEI, el reto a nivel empresarial está en fortalecer las políticas vinculadas a la protección y promoción de los Derechos Humanos.

Requisitos para alinearse al desarrollo sostenible

La relación de las compañías con los Objetivos del Desarrollo Sostenible no es solamente un ejercicio de voluntad, sino que implica desarrollar nuevas oportunidades de negocio. Por tanto, según el CEPEI, las empresas deben prestarle atención a los siguientes aspectos para contribuir al desarrollo sostenible:

  • Diseñar productos que resuelvan necesidades básicas de los consumidores en mercados emergentes.
  • Armar cadenas de abastecimiento y distribución a nivel local, incluyendo a personas excluidas de los mercados formales.
  • Desarrollar productos alimenticios nutritivos y accesibles.
  • Ofrecer sistemas de riesgo accesibles para pequeños productores.
  • Gestionar eficientemente el agua y la electricidad, y promover el reciclaje.
  • Apostarle a energías renovables, a las tecnologías de control de emisiones  y a reducir la huella de carbono.
  • Desarrollar productos que tengan poco consumo de agua y energía, y que generen pocos residuos.
  • Implementar soluciones innovadoras para cuidar los recursos del mar.

Otra estrategia es adherirse al Pacto Global de Naciones Unidas, Red Colombia. Esta iniciativa busca el compromiso del sector público, el privado y la sociedad civil para alinearse a los ODS.

La tecnología en la transformación de procesos

Sin duda, la tecnología es una gran aliada para garantizar el alcance de las metas del desarrollo sostenible. El requisito que debe cumplir es ofrecer soluciones para el presente sin comprometer el futuro. Algunas áreas en las que los inventos tecnológicos pueden contribuir son:

  • Cambio climático. En este punto la tecnología contribuye a transformar el paradigma energético. Actualmente, los gobiernos trabajan en minimizar el uso de combustibles fósiles en pro de energías limpias; además, la electromovilidad toma fuerza en el debate sobre cómo construir un futuro sustentable.
  • Avances médicos. Uno de los desarrollos médicos más esperados es el de encontrar la cura para enfermedades como el VIH, la malaria y la tuberculosis. Alrededor de 4 millones de personas al año fallecen al año a causa de estas enfermedades, especialmente en el sur de Asia y África.
  • Cuidado del agua. Es uno de los mayores bienes que la humanidad debe proteger y que está englobado en el objetivo 6. Todas las actividades humanas requieren del agua, por eso cada empresa, sin importar su rubro, debe invertir en equipamiento para reutilizarla y cuidarla.
  • Educación. En materia educativa, los avances permiten mejorar la conectividad con las TIC  en las aulas e impulsan la producción de contenidos digitales que enriquezcan el conocimiento.

Avances tecnológicos que han contribuido al desarrollo sustentable

Han sido muchos los aportes que la tecnología ha hecho para lograr el desarrollo sostenible en el planeta. En Colombia, por ejemplo, se redujo en un 83 % su brecha digital en educación pública. Mientras que el 2010 había 24 estudiantes utilizando un mismo computador, ahora solo hay 4. Por otra parte, además de la entrega de equipos se capacitó a docentes en esta materia, principalmente en las áreas rurales.

En materia de salud, los avances tecnológicos han contribuido a mejorar la prestación de los servicios de salud en varios países, gracias al análisis de datos. En Uganda, por ejemplo, se usaron bases de datos para ofrecer respuestas ante la aparición de enfermedades mortales. Tras un brote de tifus, las ONG usaron aplicaciones cartográficas como auxilio para decidir cómo distribuir medicinas y movilizar equipos médicos.

El lado oscuro de estos avances, de acuerdo a la ONU, es el debate en torno al uso de la información. Cada vez es más fácil que las empresas, Gobiernos y otras entidades conozcan datos personales de los usuarios, amenazando la intimidad. Es necesario establecer marcos regulatorios que equilibren los derechos digitales colectivos e individuales.

Lo cierto es que el reto está ahí. La humanidad tiene la tarea de trabajar en conjunto para lograr un futuro más justo, equitativo y saludable.

 

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER