¿Cómo aplican la logística empresarial los sectores ecnonómicos?

La logística empresarial tiene como objetivo satisfacer las demandas de los clientes al menor costo posible, gestionando el flujo de materiales e información en cada actividad que conforma el sistema logístico, desde el proveedor hasta el consumidor final.

Como resultado de su propósito, la logística empresarial puede poner a la organización por delante de sus competidores de dos maneras:

  1. Agrega valor al ofrecer servicios enfocados en el cliente, como entrega más rápida o programada, ensamblaje de productos, etc.
  2. Proporciona ventajas de costos y gestiona asociaciones con proveedores y clientes comerciales. Esto permite que las actividades y los procesos sean más eficientes, al conseguir la reducción de los costos logísticos totales y poner en el mercado precios más bajos que la competencia.

El uso de las TIC en la logística empresarial

Debido a que el mercado es cada vez más exigente y está lleno de incertidumbres, existe una necesidad de ajuste por parte de las empresas. La implementación del concepto de la cadena de suministro, o supply chain, puede beneficiar tanto a la compañía como a sus socios comerciales en lo que respecta al logro de una ventaja competitiva.

El uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) facilita el trabajo de los gerentes de logística. A través del uso de las TIC, cuando se realiza una solicitud a una empresa, su distribuidor recibe esta información casi en tiempo real y puede pronosticar las ventas con mayor precisión; hacer el suministro, reducir los costos y ser más ágil en la cadena de procesos en general.

Uso de la logística empresarial por sector

Cada empresa tiene una gestión de la logística diferente y satisface la demanda de un mercado específico, de acuerdo con el sector donde opera. En ese sentido, los cuatro grandes tipos de la logística son: de aprovisionamiento, de distribución, de producción e inversa. Cada una de estas áreas de actividad logística tiene un sistema operativo diferente en el conjunto de la cadena de suministro, de acuerdo con el sector empresarial de que se trate. A continuación, mostraremos cuál es el panorama de la logística empresarial en tres de los sectores más importantes de la economía colombiana: salud, retail y alimentos.

Sector salud

En el sector de salud, la logística empresarial se encarga de administrar el flujo de materiales, de los productos y de los datos de los pacientes. Además, controla la cadena de suministros para garantizar la seguridad y la calidad de los medicamentos y materiales, desde el fabricante hasta el paciente, y entre los centros de salud y de expendio de medicamentos que son parte de la cadena de suministro.

En 2017, un estudio de Logyca, en el que participaron 52 empresas del sector de salud en Colombia, reveló que el 42 % del sector no cuenta con un área logística. De las empresas que sí cuentan con sistemas de transporte y almacenamiento, el 47 % no tiene un sistema automatizado en sus centros de distribución. Estos datos muestran una gran oportunidad en la logística empresarial de las organizaciones sanitarias.

Sector retail

Cuando se trata de productos de consumo masivo, se debe gestionar una rotación que garantice que no haya desabastecimiento y que los productos no se venzan en el punto de venta. Es así como en las empresas e industrias del sector comercial, la estructura del sistema logístico cobra vital importancia para lograr una ventaja competitiva.

Los factores que intervienen en la eficiente administración de la logística y el transporte de este sector son los siguientes:

  • Automatización de los procesos de despacho y recepción de mercancía.
  • Planificación de los pedidos con varios días de anticipación para afrontar posibles imprevistos.
  • Flujo constante de información en la gestión de inventario.
  • Coordinación del almacén con las áreas de control de inventarios, ventas y contabilidad.

Para una eficiente gestión de transporte y almacenamiento, las grandes cadenas de supermercados deben centralizar sus operaciones logísticas. La cadena de tiendas Ara, por ejemplo, instaló su centro de distribución en las salidas nacionales hacia Armenia, Bogotá, Cali, Manizales y Medellín; de esta manera, asegura la reducción de costos de transportación.

Sector de alimentos

El transporte de productos alimenticios está estrictamente regulado. Las normas y leyes al respecto están basadas en el Acuerdo sobre Transporte Internacional de Mercancías Perecederas (ATP, por sus siglas en inglés). El objetivo del ATP es asegurar que los productos perecederos sean transportados de modo que se garanticen las condiciones óptimas para su consumo.

Estas son algunas condiciones obligatorias para el transporte de este tipo de productos:

  • Utilización del vehículo adecuado para el tipo de alimento. Estos vehículos pueden ser del tipo: isotermo, refrigerado, frigorífico o calorífico.
  • Los vehículos deben estar en óptimas condiciones físicas y de higiene.
  • Cumplir los procedimientos de control y manipulación, de acuerdo con el tipo de producto.

Así, la logística empresarial tiene el objetivo de ofrecer a los clientes los productos correctos, en las cantidades y las condiciones adecuadas, en un lugar y momento concreto. Sin embargo, la planificación de los procesos logísticos dependerá del sector económico al que pertenezca la empresa.

En ese sentido, la automatización de la cadena de suministro y la eficiencia en los procesos logísticos constituyen una ventaja competitiva.

 

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER