Medio ambiente en Colombia: cuando la empresa no genera valor verde

No es una exageración: la contaminación mata. La mala calidad del aire en el país cobra la vida de 19.000 personas al año. Además, muchos de los problemas ambientales son consecuencia de las acciones de algunas empresas, es por  eso que es vital involucrarlas en el cuidado del medio ambiente en Colombia.

El cuidado del medio ambiente en Colombia ha sido uno de los objetivos de los gobiernos colombianos. Actualmente, a través de la Ley de Responsabilidad Ambiental se otorga un marco de sostenibilidad y se clasifican las compañías según el riesgo ambiental, así:

  • Organizaciones de prioridad 1. Se consideran de alto riesgo ambiental y se les exige análisis de riesgo, además de contratar una garantía financiera para reparar posibles daños al ecosistema.
  • Organizaciones de prioridad 2. Solo deben disponer de una garantía financiera para reparar posibles daños al  ecosistema.

Algunas de las acciones empresariales que más daño le hacen al medio ambiente en Colombia son las siguientes.

La contaminación del aire y la industria petrolera

Los combustibles fósiles son los principales responsables del aire contaminado; estos llegan al ambiente a través de chimeneas industriales y residuos químicos y farmacéuticos. De hecho, el informe “The Carbon Majors Report” reveló que Ecopetrol ocupa el lugar 53 dentro de las 100 empresas responsables del 71 % de las emisiones globales.

Este problema puede solucionarse fácilmente a través de los avances tecnológicos; en Londres, por ejemplo, instalaron sensores inteligentes en palomas para que su vuelo arroje datos sobre la calidad del aire. Sin embargo, en la protección de los recursos naturales también deben involucrarse las empresas, propiciando condiciones de vida sustentables.

Industria textil e impacto en el medio ambiente

Después del petróleo, la industria textil es la más contaminante. Las empresas nacionales no están exentas de esa tendencia por lo que es necesario tomar acciones para preservar el medio ambiente en Colombia, en aras de disminuir su impacto.

En Colombia existen alrededor de 10.000 fábricas distribuidas principalmente en Medellín y Bogotá. El estudio “Impacto ambiental del sector textil” informa que la mayor fuente de contaminación se da en las etapas de blanqueado, tinturado y estampado; dichos procesos usan productos químicos nocivos para el medioambiente.

Otro de los focos de atención para garantizar el desarrollo económico sustentable es el uso del agua, ya que para fabricar un kilo de tela se necesitan 20 litros de este líquido. El portal especializado Fashion Network reveló que, si bien hay avances en su ahorro, todavía no se alcanzan los promedios regionales.

Por otra parte, herramientas tecnológicas como el Smart Water se perfilan como una solución a este problema medioambientales; estos son sensores que monitorean y optimizan la distribución del recurso hidráulico.

Los estragos del aceite de palma

La producción de aceite de palma, en la actualidad, ha provocado algunos problemas al medio ambiente en Colombia, comprometiendo así la calidad de vida de los ciudadanos.

Este negocio genera un crecimiento económico de más de 65.000 millones de dólares en la región; además, se utiliza en infinidad de productos, como chocolates, cosméticos y combustibles. En Colombia, la producción de esta material ha sustituido algunos cultivos para instaurar el sistema de monocultivo en el que se produce; y, a pesar de que en 2017 las empresas firmaron un acuerdo de deforestación cero, este no se ha cumplido.

Otro aspecto negativo es que hay poco compromiso con los derechos laborales de los trabajadores. Según un estudio de 2018 financiado por Forest Heroes, aunque 13 de las 27 empresas que operan en dicho país cuentan con reportes de sustentabilidad, estos carecen de una base sólida y un planteamiento realista de la realidad.

La minería: uno de los retos del medio ambiente

Otro de los puntos cruciales para cuidar el medio ambiente en Colombia es la regulación del sector minero; por eso, es fundamental que tanto el gobiernos como los demás sectores implicados se comprometan para mitigar las consecuencias medioambientales de esta industria.

Un estudio de Mongabay Latam resaltó que si bien desde julio de 2018 se prohibió el uso del mercurio, esto no es suficiente. Según este medio, es necesario investigar qué ocasiona la contaminación para después promover la recuperación de los ecosistemas; sin embargo, los entrevistados en la investigación explicaron que la ley no resuelve el asunto de fondo, ya que el mayor problema proviene de las industrias ilegales; por tanto, reclaman un control efectivo y que se desarrollen alternativas viables para sustituirlo.

Así, en materia de minería es necesario impulsar las tecnologías de la información para que se creen procesos de extracción en la industria orientados a satisfacer sus propias necesidades sin olvidar el costo ambiental.

La sociedad civil se vuelve un actor crucial al momento de empujar a las empresas a tener un comportamiento ecológico. El poder de compra es una de las herramientas del ciudadano que le permite elegir productos sustentables.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER