Cuál es el impacto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) parten de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como una fórmula para que todos los estados, a nivel mundial, compartan una agenda de carácter universal alrededor de la sostenibilidad.

El documento contiene 17 campos de acción para la realización de un trabajo común que culmine, para 2030, en un mundo equitativo y sostenible. Algunos metas de los ODS son erradicar la pobreza, conseguir una notable mejora medioambiental, combatir el cambio climático y sus efectos, y garantizar el bienestar, el acceso a la energía, la prosperidad y la paz.

El crecimiento económico sostenido: impulsor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Lograr una economía sostenible es uno de los grandes retos para poder conseguir que los 17 ODS se alcancen en la fecha propuesta; algunos estudios plantean que muchos de estos objetivos podrían superarse rápidamente si se trabaja en el crecimiento económicos sostenido de cada país.

Es el caso del estudio de la Universidad de Standford que concluye que para 2050 toda la energía del mundo podría ser renovable. Sin embargo, para alcanzar estos hitos es precisa la colaboración entre los ciudadanos, las instituciones públicas, las empresas privadas y los gobiernos de todo el mundo.

Voluntad y organización

Está claro que la consecución de los ODS e instaurar un modelo de crecimiento sostenible económico precisa de la colaboración de todos los estamentos sociales a nivel global. En este sentido, la ONU se proclama como guía y patrocinadora de un cambio de modelo de sociedad.

Desde los estados hasta los ciudadanos deben tomar conciencia de que lo que se pretende es la transformación del mundo. Evidentemente, también es necesario que las empresas se comprometan y asuman retos para lograr la sostenibilidad mundial.

Así, la voluntad para seguir los pasos que se han establecido y cumplir los plazos en que deben realizarse los cambios es de suma importancia; así como lo es cooperar y trabajar de una manera organizada. Pero ¿se puede confiar en que todos los agentes sociales se comprometan a lograr las metas propuestas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

¿Está preparada la empresa privada para actuar?

La ONU hace hincapié en la necesidad de que las empresas privadas se involucren en estos cambios; sin embargo, no parece que los dirigentes empresariales tengan muy claro qué son los ODS.

La consultora Sinnetic elaboró un estudio en el que se pone de manifiesto que el 25 % de los ejecutivos colombianos no conocen los ODS. Sinnetic cree que esta situación se produce porque los objetivos no están recibiendo el tratamiento prioritario por parte del tejido empresarial.

Para los responsables del estudio, los ejecutivos centran sus agendas en los problemas cotidianos; no obstante, a la hora de enfocar el futuro, los CEO no están teniendo en cuenta las dificultades que tendremos que afrontar como sociedad.

¿Cuáles son los Objetivos de Desarrollo Sostenible más desconocidos por las empresas?

Los ODS más desconocidos son los que tienen que ver con el medio ambiente, como el acceso a una energía sostenible, o las acciones necesarias para afrontar el cambio climático. En cuanto al grado de compromiso, la encuesta revela datos ciertamente descorazonadores.

El estudio de SInnetic, que tuvo en cuenta a grandes empresas, pone de manifiesto que el empresariado apenas ha contraído un compromiso con los ODS. Por ejemplo, se puede apreciar que la mayoría de compañías encuestadas tienden a mostrar cierto interés por algunas parcelas y se especializan en ODS que les impactan directamente.

Además, se realizan actuaciones que benefician su actividad; ese es el caso de la creación de las zonas económicas especiales, que impactan concretamente en el desarrollo económico de su área de gestión.

No obstante, este comportamiento se ve matizado al ignorar la transversalidad de los programas de actuación. Se elude el trabajo sobre el resto de los objetivos, aunque sean primordiales para el futuro de la población.

Un ejemplo muy claro reside en el hecho de que la erradicación del hambre o el agua limpia y el saneamiento son los objetivos que menos motivan a la industria.

Un caso de éxito empresarial con los ODS

El desconocimiento sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible se da por igual en prácticamente todos los sectores de la industria, con especial incidencia en la banca y los seguros.

A pesar de ello, existe una empresa del sector financiero que se está situando a la cabeza de las organizaciones que abrazan un compromiso destacado con los ODS. Se trata del BBVA y el reconocimiento que ha recibido por parte del Business 20 (B20).

El B20 ha sido bautizado como el ‘G20 empresarial’. Una de las actividades del organismo se centra en reconocer proyectos de innovación que ayuden a la consecución de los 17 ODS. En este sentido, BBVA ha sido la única entidad bancaria española que ha conseguido que resulten elegidos los cinco proyectos que ha presentado. Entre ellos destaca un proyecto de instituciones microfinancieras para América Latina.

En conclusión, queda claro que el impacto actual de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es aún muy débil. Las empresas y los ciudadanos deben recibir más motivación y, para ello, tal vez sea necesaria una actuación más contundente por parte de las administraciones públicas y los gobiernos.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER