Proceso logístico: 5 elementos que participan en su gestión

Cuando se observa el panorama económico mundial, algo que llama la atención es el intercambio comercial entre países cada vez más distantes. Esto es posible gracias a los avances tecnológicos (transporte, comunicaciones) que han permitido la integración de las cadenas de abastecimiento y han facilitado el flujo de bienes, servicios y dinero entre productores y consumidores, fortaleciendo el proceso logístico de cada empresa y permitiéndole llegar a lugares cada vez más distantes.

El proceso logístico es el conjunto de actividades que realiza una empresa para lograr que los productos lleguen a los clientes en la cantidad y el tiempo requeridos. Su función principal es crear valor para los clientes, proveedores y accionistas de la empresa, traducido en términos de tiempo y lugar; por ejemplo, un boleto de avión solo tendrá valor para una persona si lo tiene en el lugar y el momento oportunos.

Además, la logística tiene un doble valor estratégico: por una parte, el costo logístico y por la otra, el servicio al cliente, que es el centro de la actividad empresarial. De acuerdo con las cifras del Banco Interamericano de Desarrollo, los costos de logística en Latinoamérica representan entre el 18 % y el 35 % de las ventas, mientras que en los países desarrollados representa el 8 %.



5 actores claves del proceso logístico

1.      Servicios al cliente

No hay una definición exacta de lo que es el servicio al cliente. Las denominaciones más recientes lo describen como el proceso integral de satisfacer el pedido de un cliente; también puede definirse como la velocidad y la confiabilidad de la cadena de abastecimiento para poner en las manos de los clientes los artículos que ordenan.

El servicio al cliente forma parte de la estrategia de marketing y es un aspecto clave para desarrollar una estrategia competitiva. Los elementos más importantes del servicio al cliente son:

  • Capacidad para entregar los pedidos al cliente a tiempo.
  • Precisión para evitar errores en las entregas.
  • Calidad del producto en función del precio.
  • Información transparente del estatus de los pedidos.
  • Interacción en tiempo real con los clientes y los proveedores.
  • Claridad y efectividad en el proceso de logística inversa.

Dentro del proceso logístico, este actor es el más importante debido a su valor estratégico para crear demanda y mantenerla.

2.      Gestión de inventario

El inventario es el centro de la interrelación entre productores, proveedores y clientes: el gran desafío que enfrentan las grandes empresas es hallar un equilibrio entre las cantidades de productos terminados y en proceso, y los costos de mantener las existencias; por eso es clave en el proceso logístico contar con un sistema de gestión de inventario efectivo.

El inventario permanente es uno de los sistemas de mayor uso: en este se empelan tecnologías que permiten tener en tiempo real información sobre los saldos de las existencias, lo que facilita los pronósticos y la toma de decisiones de aprovisionamiento.

3.      Compras

El proceso de compra es clave para cualquier tipo de empresa: la materia prima, las partes, los componentes y los suministros representan una buena parte de los costos de venta. Por otra parte, una pequeña mejora en este elemento del proceso logístico se puede traducir en un ahorro importante, lo que genera un incremento en las utilidades.

Las actividades de este importante factor del proceso de logística incluyen:

  • Programación de las compras.
  • Selección de los proveedores.
  • Calificación de los proveedores.
  • Análisis de precios.

Es necesario tener en cuenta que un aspecto fundamental en el proceso de compras es decidir la cantidad y el momento oportuno de los pedidos, aunque también es conveniente aclarar que no todas las compras están referidas a la cadena de suministros.

4.      Almacenamiento

El objetivo principal de este actor es reducir los costos de producción y de transporte. El valor agregado de la cadena de suministro se mide en tiempo y localización de los productos. Como los datos de la demanda no son seguros y además pueden provenir de distintos lugares, una empresa se verá obligada a incurrir en gastos de almacenamiento para asegurar los suministros para la producción y los productos para la venta a clientes.

En el caso de Colombia, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional Logística 2018, los costos de almacenamiento pueden llegar a representar el 46.5 % de los costos totales del proceso logístico; grandes empresas como Amazon invierten en innovaciones tecnológicas, como robots y softwares de distribución aleatoria, para hacer este proceso más eficiente.

5.      Transporte

El transporte es un actor estratégico en el proceso logístico: su manejo eficiente puede transformarse en una ventaja competitiva; el costo del transporte representa el 35.2 % de la gestión logística; una pequeña reducción puede ayudar a ofrecer precios más competitivos.

Hay otros actores importantes en la cadena de suministro, como por ejemplo la tecnología y la infraestructura logística, pero los que se han revisado constituyen el punto de arranque para una gestión eficiente del proceso logístico.

 

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER