Riesgo financiero: Guía para gestionar las amenazas en Internet

La mayor preocupación de cualquier emprendedor o empresario es, sin duda, el temor a que su negocio fracase, y más aún, que sea de forma dramática. Ni siquiera los negocios consolidados están exentos de los distintos tipos de riesgo empresariales: riesgo estratégico, riesgo operacional, riesgo de incumplimiento, riesgo de reputación y riesgo financiero; en particular, este último ha cobrado importancia con el auge del Internet y del comercio electrónico.

Si bien es cierto que el comercio en Internet ha permitido crear nuevos mercados, mejorar la productividad y brindar una mejor experiencia al cliente, las transacciones en la red están en constante amenaza por la ciberdelincuencia. De acuerdo con el Internet Crime Complaint Center (IC3), agencia especializada perteneciente al FBI, en Estados Unidos en el año 2017 se procesaron más de 300.000 denuncias de delitos en Internet, con pérdidas que sobrepasaron los 1.400 millones de dólares.

El entorno de la red presenta unos desafíos adicionales para la gestión de los riesgos financieros: el principal es el de confirmar la autenticidad entre compradores y vendedores; una vez que se logra el engaño, es difícil evitar las pérdidas de dinero. Por esa razón es necesario aprender a identificar los distintos tipos de riesgos y de fraudes que pueden afectar a las finanzas.

¿Qué es el riesgo financiero?

Esta guía lo ayudará a gestionar los riesgos financieros relacionados con el uso de Internet, para tener una gestión empresarial eficiente.

El riesgo financiero es la probabilidad de sufrir pérdidas económicas. También se puede definir como el riesgo que enfrenta un negocio con el manejo de sus finanzas: incumplimiento de préstamos, cuentas insolventes y retrasos en la entrega de mercancías, por ejemplo; el término se usa para expresar la incertidumbre en cuanto a la posibilidad de lograr rendimientos o de tener pérdidas.

El riesgo financiero tiene su origen en la variación de factores internos y externos que afectan el desempeño de un negocio, y puede ser:

  • Interno: Falla en procesos internos, como la baja productividad de los empleados.
  • Externo: Volatilidad de los mercados financieros, variaciones en las tasas de interés o en el tipo de cambio. Algunos incluyen el riesgo financiero producto de un evento adverso, como una catástrofe natural.

Tipos de probabilidades de un evento adverso

  1. Riesgo de mercado: Es el riesgo de que se produzcan pérdidas económicas por disminución del valor de los activos. Los activos pueden perder valor en función de las condiciones del mercado, por ejemplo, en el caso de los equipos, pueden perder valor al quedar obsoleta la tecnología; en el caso de las inversiones en instrumentos financieros, pueden perder su valor por disminuciones en la tasa de interés.
  2. Riesgo del tipo de interés: Es el riesgo de que los tipos de interés experimenten variaciones no deseadas. Para un empresario que tenga una hipoteca, un aumento drástico en la tasa de interés puede significar una gran pérdida.
  3. Riesgo del tipo de cambio: Es el riesgo asociado a los movimientos del mercado de divisas. Cuando los negocios realizan operaciones en monedas que no son su moneda base, existe el riesgo financiero de que se produzcan variaciones en la paridad cambiaria, que conducen a pérdidas.
  4. Riesgo de crédito: Es el riesgo financiero que surge cuando en una transacción una de las partes no cumple con el contrato financiero y termina por no pagar o no entregar los bienes prometidos.
  5. Riesgo de liquidez: Es el riesgo de que los activos que posee un negocio sean insuficientes o no puedan convertirse en efectivo cuando se requieran. Cuando un negocio no puede hacer frente a sus deudas en el corto plazo se encuentra en una situación de iliquidez.
  6. Riesgo operacional: Es el que surge de las operaciones corrientes del negocio, tales como errores humanos, maquinarias dañadas y fallos en los procesos; el riesgo operacional está presente a lo largo de todo el proceso productivo y de gestión.
  7. Riesgo legal: Es el riesgo que surge por el incumplimiento de las regulaciones, que abarcan desde normas del comercio internacional y legislación de los países, hasta protección a los empleados y normas ambientales.

El riesgo financiero y la ciberdelincuencia

El auge de la economía digital ha impulsado el comercio internacional, pero ha creado nuevos retos; el crimen en Internet es una amenaza para todos los negocios, y es una nueva modalidad de riesgo financiero.

De acuerdo con Internet Crime Complaint Center (IC3), estos fueron los delitos que más afectaron las finanzas en Internet en 2017:

  1. Fraudes usando correo electrónico.
  2. Estafas de confianza.
  3. Faltas de pago o entrega de bienes.
  4. Inversiones.
  5. Violación de datos personales.

Cómo gestionar el riesgo financiero en Internet

Las amenazas a las transacciones financieras en Internet se pueden enfrentar con una estrategia de gestión de riesgos financieros; sin embargo, se debe estar consciente de que no hay un método para proteger en un 100 % a un negocio.

Un plan para gestionar el riesgo financiero en Internet debería incluir:

  • Identificación de los riesgos en red que puedan afectar al negocio.
  • Evaluación de su impacto en las finanzas y en la reputación del negocio.
  • Jerarquización y plan de acciones.

Y usted, ¿Qué opina?

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER