Zona libre de comercio: invertir en el mercado colombiano

Bajo la premisa “Somos un país PyME”, con el Tratado de libre comercio entre Colombia y varios países se da la creación de la zona libre de comercio. Asimismo, se abren las puertas a la inversión como oportunidades de oro a este tipo de negocios. Se ha determinado que las PyME conforman gran parte del tejido empresarial colombiano; estas representan más del 99 por ciento de la dinámica empresarial.

En este sentido, la puerta a un mundo de posibilidades de crecimiento se abre a los inversionistas por medio de las zonas de libre comercio. En estas zonas, pueden obtener mayores beneficios con relación a su ubicación en otras partes del país.

Ventajas de establecerse en zona libre de comercio

Tal como lo expresa el Ph.D. en Ciencias económicas, Jaime Ahcar, miembro del Departamento de Economía de la Universidad Javeriana, las ventajas de operar en estas zonas se ven reflejadas en varios aspectos, a saber:

  • Crecimiento promovido por la integración y la posibilidad de acceder a mercados internacionales.
  • Competitividad tanto en los incentivos fiscales como en el acceso a variedad de productos para su comercialización, ya que estos generan una mayor ventaja competitiva.

Complementando la opinión del Dr. Ahcar, otros de los beneficios que se obtiene al operar en estas zonas son:

  • Con la exención de IVA en ventas nacionales e Impuestos Sobre la Renta en la distribución de utilidades. Así como también en  la exención de impuestos CREE, si opera en zona libre creada antes de 2012.
  • Debido a la eliminación de trámites de nacionalización relacionados con el ingreso de materias primas y bienes intermedios. Asimismo, se eliminan trámites relacionados a la permanencia de la mercancía que se encuentre en la zona libre.

En fin, los temas relacionados con la nacionalización de productos y materia prima son uno de los atractivos más grandes.

Sin lugar a dudas, los beneficios de una  zona libre repercuten positivamente y potencian su ventaja competitiva, dentro y fuera del territorio nacional.

Tipos de actividades que se desarrollan en una zona libre de comercio

Las PyME, han visto cubiertos muchos aspectos en su actividad económica en la zona de libre comercio en Colombia, con la promulgación del Decreto 2147 del 2016. Dicho decreto, entre otras cosas, establece las actividades que se pueden desarrollar según la clasificación del tipo de usuario.

Cabe destacar que la clasificación de los usuarios de un zona libre de comercio se hace gracias al cumplimiento de una serie de requisitos. Estos están establecidos en el artículo 4 del mencionado decreto.

En este sentido, las actividades que se pueden desarrollar en una zona libre son:

  • Servicios de salud.
  • Telecomunicaciones.
  • Trasporte y logística.
  • Investigación.
  • Soporte técnico.
  • Pruebas y refacciones de bienes.
  • Auditoría y administración.
  • Turismo: Alojamiento, agencias de viaje, actividades recreacionales, educativas y culturales.
  • Servicios de apoyo a las empresas que están asentadas en este tipo de zona libre de comercio: cabe destacar que estas no gozan de los mismos beneficios e incentivos fiscales. Los rubros abarcados en este aspecto son: cafeterías, vigilancia, guarderías, transporte, capacitación y otras que permitan mejorar las operaciones en la zona.

Requisitos para desarrollar actividades económicas en las zonas francas

Este nuevo régimen permitió la simplificación de la normativa de acceso a las zonas francas. De este modo, se agiliza el proceso para establecer operaciones en ellas.

En cuanto a los requisitos para operar, hay ciertos aspectos que pueden resultar flexibles para la incorporación de negocios de diversos tamaños, incluyendo las PyME.

Los requisitos que deben cumplir los pequeños negocios para su instalación en las zonas franca son:

  • Poseer activos fijos reales productivos cuyo monto sea inferior a 500 Salarios Mínimos Legales Vigentes (SMLV).
  • No tener compromisos de inversión.
  • Generar un mínimo de siete empleos directos.

Por su parte, los negocios medianos deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener activos fijos reales productivos cuyo monto fluctúe entre 501 y 5.000 SMLV.
  • Tener compromiso de inversión de 1.000 SMLV.
  • Generar un mínimo de veinte empleos directos.

Cabe destacar que la participación en una zona libre de comercio puede hacerse también en forma de conglomerado. Partiendo de allí, a los negocios más pequeños se les plantea una nueva posibilidad de integración.

Uno de los casos de éxito en este aspecto es el de Cúcuta, donde un grupo de artesanos se unió. Hicieron esta alianza con la finalidad de conformar una zona franca, que se dio bajo la modalidad de conglomerado. De esta forma, obtuvieron beneficios económicos y además vieron la solución a un problema ambiental producto de su actividad económica.

En conclusión, si bien el panorama para los negocios pequeños pudiera parecer cuesta arriba, la realidad es que representa una verdadera oportunidad de negocio y expansión.

Si tiene una idea de negocios que encaja con las cualidades para operar en una zona libre de comercio en Colombia, no lo dude, pues este país es un destino ideal para invertir y crecer.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER