Servidor de internet: conozca sus principales características

En la actualidad, Internet es una de las tecnologías más usadas en la actualidad, y se ha catapultado como un punto de referencia en las comunicaciones; para que ello sea posible, posee una serie de elementos que facilitan que el servicio llegue exitosamente a sus usuarios. Un servidor de Internet es un factor cardinal para lograr este cometido. ¿Por qué es importante conocerlo?

¿Qué es un servidor de Internet?

Un servidor de Internet se define como un programa con sistema operativo que manipula un protocolo http para generar archivos y así crear páginas web. Todo ello en respuesta a las solicitudes de los usuarios, que son enviadas por el servidor http de sus computadoras (Zabala, 2018).

Todo se origina desde un servidor dedicado que se encarga de asistir a las diversas solicitudes de equipos clientes; en esta máquina, el usuario tiene a su disposición el medio para colgar sus aplicaciones web. Esto es posible porque cada computadora o dispositivo conectado a Internet posee un número de identificación único, llamado dirección IP. Esta dirección es la que permite que las computadoras puedan encontrarse y comunicarse mediante la red.

Tipos de servidores

El servidor de Internet tiene características que dependen de las funciones que ejecutan. Algunos de los más significativos son:

  1. Apache. Es el servidor web más habitual en el mercado, desarrollado por Apache Foundation. Es un software de código abierto que se instala en diversas plataformas, como: Linux, Windows, UNIX, Mac OS X, etc. Este software opera más de la mitad de todos los sitios web existentes hoy en día.
  2. Internet Information Service (IIS). Estos servidores web de Microsoft son de alta velocidad y se implementan en plataformas Windows NT / 2000 y 2003.
  3. NGINX. Son ligeros y robustos. Sobresalen por su alta velocidad, seguridad, fácil configuración y mínimo uso de recursos.
  4. LiteSpeed. Es un servidor web de alta velocidad que puede sustituir a Apache. Se caracteriza por tener un buen rendimiento y por su bajo costo.
  5. Lighttpd: este servidor sirve para su ejecución en entornos críticos para la velocidad. Mantiene el cumplimiento, la seguridad y la flexibilidad.
  6. Jigsaw: es un servidor web de código abierto lanzado por el World Wide Web Consortium. Destinado a probar sus aplicaciones.

Características de los servidores

  1. Amplio soporte de resguardo de datos. Una de sus características principales es que cuenta con altas capacidades de almacenamiento; cada servidor web suministra un gran espacio de provisión para contener la información de varios sitios web.
  2. Control de ancho de banda para regular el tráfico de red. Es una función disponible en el servidor de Internet para reducir el exceso de tráfico de red. Los hosts web establecen valores de ancho de banda que regulan la velocidad de transmisión de datos mediante Internet; esta característica impide el tiempo de inactividad causado por el alto tráfico web.
  3. Alojamiento virtual. Es empleado para alojar otros sitios de servidores web virtuales, con base en software, bases de datos, aplicaciones y otros servicios.
  4. Script web: esta función permite al usuario crear páginas web dinámicas. Los lenguajes populares de scripting del lado del servidor incluyen Perl, Ruby, Python, PHP y ASP, entre otros.

Funcionamiento del servidor de internet

El objetivo principal de un servidor de Internet es gestionar sitios web y suministrar páginas web a medida que son requeridas; además, un servidor web permite guardar, manejar y distribuir páginas web, a través de una transferencia, que es ejecutada por medio del protocolo de transferencia de hipertexto (http). Es aquí donde el servidor proxy oficia como intermediario de las peticiones del cliente servidor.

Las páginas web son estructuras que insertan documentos html, imágenes y pruebas, entre otros. Así mismo, cada servidor posee un protocolo simple de transferencia de correo electrónico (SMTP) para la remisión de correos y un protocolo de transferencia de archivos (FTP).

Cuando se está conectado a internet y se continúa navegando, se agrega la URL o dirección web en la barra de direcciones. El navegador remite una solicitud de Internet para la visualización de la página correspondiente. En este caso, el Servidor de Nombres de Dominio (DNS) se encarga de transcribir la URL a una dirección IP y simultaneamente conduce hacia el servidor web.

Finalmente, sin servidor de Internet, la World Wide Web no existiría. De forma que son una parte integral de la forma en que funciona este servicio tan necesario hoy en día. Si la empresa desea estar conectada a Internet, deberá revisar minuciosamente los tipos de servidores y ver cuáles se adaptan mejor a sus necesidades.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER