Software en la nube: la última frontera en conectividad y agilidad

El 77 % de las empresas tienen al menos una aplicación o una parte de su infraestructura informática empresarial en la nube, así lo menciona Forbes en el estado de la empresa Cloud Computing. Es importante destacar que el software en la nube no es una solución de 360º para las necesidades de TI de una empresa. Pero ciertamente ofrece una serie de ventajas que tienen en la colaboración su mayor fortaleza.

¿Qué significa tener el software en la nube?

La computación de software en la nube permite que la información del programa se almacene en servidores. Este funciona como un App a la cual los usuarios pueden acceder a través de Internet. En lugar de instalarla y acceder a ella de manera local, lo hacen a través de un servidor externo disponible 24/7.

 ¿Cuáles ventajas ofrece este sistema?

En ocasiones pueden ser necesarias contraseñas y seguir ciertas restricciones en cuentas o dispositivos específicos. Sin embargo, si se debe procurar tener un proveedor de confianza y crear una cultura alrededor de su uso. Esto debería bastar para estar tranquilo al tenerlo como alternativa de almacenamiento.

Otra ventaja asociada del software en la nube es su bajo costo. En el mercado hay productos gratuitos que pueden ser utilizados por las empresas bajo una modalidad de pagos mensuales fijos. Adicional a esto, lo más destacable es la poca necesidad de invertir en infraestructuras, y en licencias tradicionalmente costosas.

Es cierto que el software en la nube también ofrece mayor rapidez en el trabajo. Es común ver el trabajo colaborativo entre múltiples usuarios que gozan las ventajas de actualizar su información a tiempo real. Esto les brinda acceso a toda la información de forma inmediata desde donde se encuentren.

Modelos de software en la nube que existen en el mercado

Dentro de este tipo de servicios para las empresas se cuenta con diferentes clasificaciones. En primer lugar está el Software-as-a-Service. Conocido también por las siglas SaaS. En él las empresas se suscriben a una aplicación a la que acceden a través de Internet. Un ejemplo puede ser Google Apps, Salesforce y GoToMeeting, entre otros.

En segundo lugar están las plataformas de servicio conocidas como PaaS. Con ellas una empresa puede crear sus propias aplicaciones personalizadas para que todas las empresas puedan usarlas. Ejemplos de este tipo de desarrollos están Salesforce Heroku, Microsoft Azure y Engine Yard.

En tercer lugar están los servicios de infraestructura del software en la nube, conocidos como IaaS. En este último se ofrece una infraestructura de computación más robusta en la nube. Está dirigido principalmente a las organizaciones y grandes empresas. En su oferta se incluyen servicios como servidores, redes, sistemas operativos y almacenamiento. Un ejemplo de este tipo de empresas pueden ser Amazon Web Services (AWS), DigitalOcean y Rackspace, entre otras.

Algunas ventajas adicionales de tener sus sistemas en la nube

En este momento son mayoría las empresas que están explorando entornos de trabajo colaborativo. Las plataformas de oficina basadas en la nube, como G Suite de Google y Microsoft Office 365, brindan un mejor soporte para proyectos basados ​​en grupos. Esto sucede a diferencia de los programas tradicionales.

Las ventajas de la conexión de software en la nube y el acceso remoto también apoyan los planes de expansión de una empresa. Si aún no lo hace de la forma tradicional, es por la demanda en costos que tiene la configuración de una infraestructura en múltiples regiones. Estamos hablando del mantenimiento, el tiempo empleado, los recursos humanos y esfuerzo adicional en el control de errores. Estas son muchas de las cosas que se puede ahorrar, si todo se gestiona desde la nube.

Otro tema sensible para empresas dependientes de su misma data para funcionar es la infraestructura para la recuperación ante desastres. Configurar este tipo de sistemas para un centro de datos completo podría duplicar el costo de su instalación y mantenimiento. El software en la nube permite implementar los planes de emergencia rápidamente y brindan un mejor control sobre los recursos.

En esto último es importante destacar los sistemas híbridos que realizan copias de seguridad de los datos locales y en la nube al tiempo. De esta manera ofrecen protección contra las violaciones de seguridad. Lo que permite a las empresas reducir su dependencia de la infraestructura física y las copias de seguridad manuales.

De la misma manera es importante revisar si su negocio es candidato a estar de lleno con software en la nube. Si almacena y recupera datos muy confidenciales, es posible que no pueda mantenerlos en servidores externos. Para lo cual un sistema híbrido puede ser una excelente opción.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER