El clúster de alta disponibilidad en la información

Actualmente, los sistemas de información son de gran importancia para las grandes empresas. Los altos directivos se aseguran de su confiabilidad y estabilidad a lo largo del tiempo. Por ello, cualquier dificultad simboliza un problema complejo que debe ser solventado en el mínimo de tiempo. En este sentido, los clústers de alta disponibilidad representan una solución.

El clúster de alta disponibilidad es un conjunto de dos o más máquinas utilizadas para minimizar el tiempo de inactividad; proporciona un servicio continuo cuando ciertos componentes del sistema fallan. Este tipo de clúster se compone de varios nodos que se comunican y comparten información. Todo ello mediante cuadrículas de memoria de datos compartidos. Garantizan una alta disponibilidad del sistema, confiabilidad y escalabilidad.

A menudo se utilizan para equilibrar la carga, realizar copias de seguridad y tareas de conmutación por error. Para configurar correctamente un clúster de alta disponibilidad, los hosts del clúster deben tener acceso al mismo almacenamiento compartido. Las máquinas virtuales en un host dado, pueden conmutar a otro host sin ningún tiempo de inactividad en el caso de una falla.

El funcionamiento de un clúster de alta disponibilidad radica, en primera instancia, en la intercomunicación de los nodos entre sí; supervisando el estado constantemente y develando posibles fallas. Asimismo, se gestionan los servicios del clúster mediante la capacidad de migrar los datos entre diversos servidores ante los fallos.

Beneficios del clúster de alta disponibilidad

1. Protección contra el tiempo de inactividad

Si un servidor falla, las soluciones de alta disponibilidad permitirán la migración sin problemas a otro servidor host. De esta forma, las relaciones con los clientes aún se pueden mantener, los empleados continúan haciendo su trabajo, y el tiempo de inactividad no paraliza el funcionamiento empresarial crítico.

2. Ahorro de ingresos perdidos

Un servidor que no funciona significa que no se realizarían nuevas ventas y no se ayudarían a los clientes actuales. Cuanto más rápido recupere y vuelva a poner en funcionamiento su servidor, más rápido podrá volver al trabajo como siempre.

3. Simplifica el mantenimiento

Con el clúster de alta disponibilidad, el tiempo de esta inactividad se minimiza ampliamente. Las grandes empresas planifican la restauración de su servidor al sitio host y ejecutan la producción mientras se modifican sus operaciones internas.

4. Máxima flexibilidad

La conmutación por error parcial de servidores individuales dentro de una estrategia de red, permite la comunicación entre múltiples interfaces. Tan pronto como el sitio de producción principal vuelva a funcionar, el sitio de conmutación por error se puede desconectar sin interrupciones y transferir los cambios que ocurrieron a los servidores de producción mientras el sitio principal estaba fuera de línea.

5. Mejora la resiliencia y la agilidad

Con el clúster de alta disponibilidad se necesitan segundos para pasar al centro de conmutación por error y ejecutar la producción desde allí. Es resistente a casi cualquier efecto en el funcionamiento normal de su organización; la transición al servidor host es perfecta, y ocurre en segundos.

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER