Crecimiento de las amenazas en la seguridad digital

Las amenazas en la seguridad digital de las organizaciones siguen siendo prioritarias mundialmente. Para muestra solo un botón. La revista InfoSecurity declara en «derecho de ciberseguridad» que durante 2018, el cibercrimen recabó cerca de 1 trillón de dólares en todo el mundo. Y estima que el crecimiento de estas amenazas esté por arriba del 50 % anual. Por eso, la mayoría de las organizaciones están llevando a cabo diversas estrategias para protegerse.

4 amenazas en la seguridad digital

1. Los peligros de estar en la nube

Según Cisco el almacenamiento global en la nube tendrá un crecimiento exponencial pasando de los 3,9 Zettabytes (ZB) registrados en 2015 a los 14.1 ZB anuales en 2020. La nube es un servicio que ha llegado para quedarse. Sin embargo, representa amenazas en la seguridad digital de las organizaciones.

Existe una creencia errónea de que los proveedores de servicios en la nube se harán cargo de las necesidades de seguridad del cliente, comenta Roland Cloutier (2018). Pero en la realidad, la mayoría de estos servicios ofrecen herramientas para que el propio usuario las emplee.

Por eso, al momento de contratar este tipo de servicios, es recomendable revisar las certificaciones del proveedor. Lee cuidadosamente el contrato del servicio para que el tema de las amenazas en la seguridad digital sea contemplado. Y finalmente, deberá incluir un plan de acción ante un caso de interrupción del servicio u otras emergencias.

2. Los diferentes riesgos del uso de dispositivos móviles

Tech Crunch estima que para 2020 existan más de 6.000 millones de usuarios de teléfonos inteligentes. Cifra que superaría el número de teléfonos fijos. Parte de este crecimiento se debe a que las empresas están adoptando la política de “trae tu propio dispositivo” para que, a través de él, el personal acceda a las redes corporativas.

Sin embargo, hacer esto la convierte en una de las amenazas en la seguridad digital del negocio. Ya que se está expuesto a peligros como software malicioso, spyware, ransomware, entre otros.

También se puede presentar el riesgo de ingresar al dispositivo a través de aplicaciones descargadas. Se puede lograr al usar conexiones en red o correos electrónicos no seguros.

Para enfrentar estas amenazas en la seguridad digital, las empresas pueden implementar soluciones donde pueden portar sus políticas de control, seguridad y navegación de su red normal a sus dispositivos móviles.

3. La llegada de “Skynet” o chatbots IA

Con la popularización de los chatbots que emplean Inteligencia Artifical (IA), los hackers los están utilizando para manipular al usuario. Estas amenazas en la seguridad guían a las personas para entrar a ligas, descargar archivos o compartir información sensible.

“Hay dos grupos que deberán estar alertas ante estos chatbots maliciosos: las empresas que poseen aplicaciones web y los usuarios”, comentó Corey Nachreiner de WatchGuard (Hill, 2018).

Si los negocios diseñan sus sitios web de forma segura, los ciberdelicuentes no deberían poder colocar un chatbot falso. Del lado de los usuarios, estos deberán estar más conscientes de estas amenazas en la seguridad y ser desconfiados. “Si un chatbot le dirige a un enlace, analícelo antes de hacer entrar a ciegas”, puntualizó Nachreiner.

4. Redes sociales como fuente de fuga de datos y proliferación de desinformación

Las redes sociales constituyen un canal poderoso para la guerra de información (information warfare). Estas amenazas en la seguridad digital se caracterizan por usar una gran variedad de tácticas; desde organizar brechas específicas para la filtración de datos hasta el empleo de trolls para generar desinformación.

La consultora Booz Allen considera que en 2019 se intensificarán este tipo de ataques en conflictos políticos. También para generar reacciones con los inversionistas y consumidores.

Un ejemplo fue lo que sucedió en Twitter a finales de 2018. Encontraron que los cibercriminales a través de memes publicados en la red social, extraían información de la computadora. Desde diciembre de 2018, Twitter cerró la cuenta para evitar mayores conflictos.

En resumen, contar con políticas y concientizar a los empleados será clave para enfrentar estas cuatro amenazas en la seguridad digital.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER