El eco del oído: la nueva apuesta de los fabricantes para la seguridad móvil

Los expertos en seguridad ya no saben qué más inventar para proteger a los usuarios del cibercrimen. Por eso, pasamos de la firma, la huella digital, el sonido de nuestra voz e incluso el reconocimiento del iris para asegurar nuestra información móvil a través del eco de nuestros oídos. Para poder entender esta nueva medida de seguridad, es importante tener en cuenta que nuestro canal auditivo es único y el eco que en el se produce también, lo que abre la puerta a inventos y patentes como este.

Lo anterior fue descubierto por NEC y la Universidad de Nagaoka, que con su investigación descubrieron que el reconocimiento de oído mediante auriculares puede ser el próximo gran paso en seguridad móvil. Con un auricular que cuenta con un micrófono incorporado, se emitiría una onda que circula y produce un eco único para cada persona. Si al momento de desbloquear el equipo ese eco concuerda con el que estaba registrado, éste se desbloqueará de inmediato.

Aunque se pueda pensar que actualmente contamos con buenos sistemas de biometría con los que es posible mantener a salvo nuestros dispositivos móviles, es importante tener en cuenta que no son 100% seguros y tampoco ofrecen facilidades a los usuarios. Por ejemplo, si quieres desbloquear tu teléfono con la huella, necesitas tener tu equipo al alcance de la mano, si lo quieres hacer con el escáner de iris, también debes tener el teléfono delante tuyo y contar con buena luz en el ambiente para que te pueda reconocer correctamente.

Si se mira a fondo, este método puede resultar realmente interesante. Los fabricantes podrían permitir que, por ejemplo, los usuarios elijan ciertas aplicaciones o servicios que solo se puedan abrir cuando tienen puestos los auriculares, mejorando considerablemente la seguridad. Al tratarse de algo tan novedoso, es posible que los delincuentes informáticos tarden un poco más en descubrir la forma de vulnerar este sistema, lo cual puede ser una excelente ventaja para las personas a la hora de proteger su información.

Por el momento esta tecnología se encuentra en desarrollo, por lo que ningún fabricante la ha empezado a implementar en sus dispositivos. Sin embargo, la idea es que a partir de 2018 ya pueda ser comercializada y que empiece a llegar a ciertos dispositivos móviles.

Principales defectos de los sistemas actuales

Es importante tener en cuenta que ningún método para proteger la información es 100% seguro. Un pin numérico, una contraseña o el mismo reconocimiento facial pueden ser fácilmente vulnerados por terceros. Incluso, para el caso del desbloqueo de dispositivos con el rostro, el mismo Google advierte lo siguiente al usuario que va a elegir esta opción: “La opción de desbloqueo facial es menos segura que un patrón, un pin o una contraseña. Una persona que tenga unos rasgos parecidos a los tuyos puede desbloquear el teléfono. Por su parte, el reconocimiento por voz tiene algunas ventajas, pero también podría ser fácilmente vulnerada por los ciberdelincuentes.

Actualmente algunos fabricantes están trabajando en desarrollar el reconocimiento ocular. De esta manera, las personas podrían desbloquear sus equipos escaneando su ojo y el dispositivo identificará el patrón de cada iris. Este método si podría resultar bastante seguro, pero por el momento solo está siendo desarrollado por compañías como ZTE o Fujitsu.

El mejor consejo para proteger la información es que utilizando el método que sea, las personas sean muy cuidadosas con sus datos, cambien de contraseñas continuamente y que utilicen varias herramientas de protección para garantizar mayor seguridad.

Imagen @Darpas Studio, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER