Desmintiendo mitos sobre los riesgos de los teléfonos móviles

La conectividad mediante los teléfonos móviles ha sido una de las tendencias más significativas en el mundo globalizado. El móvil se ha convertido en una necesidad en la actualidad que facilita la vida, y es una herramienta indispensable para la transformación digital. Según estadísticas del gobierno colombiano, durante el primer trimestre del 2018, alcanzó un aumento de 6,3% en el número de abonados. Esta cifra tiende a ampliarse progresivamente.

A pesar de ser uno de los avances tecnológicos más importantes de los últimos tiempos, aún hay personas que se resisten al cambio. En Reporte Digital le contamos qué es verdad y qué es mito en cuanto al uso de teléfonos móviles.

¿Por qué hay preocupación?

En primer lugar, el teléfono celular opera mediante la emisión de señales de radio, una forma de radiación no ionizante. Se ha dejado entrever que la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia es un riesgo para la salud.

Por otro lado, datos reflejados por el National Cancer Institute refieren que el número de usuarios ha aumentado drásticamente. Solo en Estados Unidos se encontraron 400 millones de suscriptores, mientras que mundialmente hay más de 5 mil millones. Sumado a lo anterior, la cantidad de llamadas que se realizan y su duración implican un gran uso del móvil. Todo ello ha demandado mayor cantidad de estaciones base para la transmisión de señales inalámbricas.

Hoy en día, se encuentran pocos indicios de que los campos electromagnéticos tengan algún efecto importante en la salud. Mucho se ha hablado de tumores, cáncer o peligros para el sitema nervioso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) realiza actualmente una evaluación de riesgo para la salud de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia.

Mitos más relevantes sobre los teléfonos móviles

Estar cerca de un dispositivo celular da cáncer

Según el Washington Post, los científicos nunca han establecido un vínculo directo entre los teléfonos y el cáncer. Hasta la fecha no se han validado consecuencias adversas o problemas de salud problemas de salud causados por los teléfonos celulares. En este caso la radiación no es ionizante, por lo que no representa ninguna amenaza. De hecho, según GSMA, los estudios han confirmado que las ondas de radiación están por debajo de un calentamiento significativo.

Los teléfonos móviles afectan el cerebro

Algunas de las historias más encontradas es que estar cerca de los teléfonos inteligentes causa un tumor cerebral o dolor de cabeza. La consultora GSMA (2017) presentó la evidencia del Consejo de Salud de los Países Bajos. Estas expresaron que no podría afirmarse la asociación entre el uso prolongado del celular y el incremento de tumores o afectaciones en la cabeza y el cuello. Se considera baja la probabilidad de que la exposición a campos de radiofrecuencia sea perjudicial.

Estar cerca de una antena es perjudicial para la salud

El Instituto de Investigación de Tecnología Nuclear (MINT) de Malasia afirma que las exposiciones máximas alrededor de la mayoría de las estaciones de antena son menores al 1 %. Esta cifra es medida sobre la base del límite de exposición público establecido por las normas de seguridad. Rara vez superan un pequeño porcentaje del límite y ninguna ha sido superior al 10 %.

Un estudio interesante para compartir es el de Karipidis y otros (2018). Estos investigadores examinaron las tendencias de los tumores cerebrales en los períodos 1982–1992, 1993–2002 y 2003–2013. Compararon la incidencia presentada en el período de uso sustancial de teléfonos móviles (2003-2013) con la incidencia prevista para el mismo período. Emplearon varios riesgos relativos, períodos de latencia y contextos de uso de teléfonos móviles.



Los hallazgos fueron que las tasas globales de tumores cerebrales se conservaron estables durante los tres períodos. No se incrementó ningún tipo de tumor cerebral durante el período de uso sustancial de teléfonos móviles de 2003 a 2013. Durante ese lapso, no se encontró afectación del glioma del lóbulo temporal, que es la ubicación más expuesta cuando se usa un teléfono móvil.

En consecuencia, los científicos revelaron que no ha habido un aumento en el tipo histológico de tumor cerebral. Tampoco se encontraron efectos perjudiciales en la localización del glioma atribuibles a los teléfonos móviles.

Para concluir, se puede decir que no hay pruebas sólidas de que el uso de teléfonos móviles pueda afectar la salud. Para quienes se preocupan por los posibles efectos, es importante conocer cómo minimizar la exposición al teléfono celular. Es elemental seguir actualizándose con las investigaciones generadas al respecto.

¿Por qué puede utilizarlo?

A continuación se explica por qué las personas pueden utilizar su teléfono móvil o convivir cerca a las antenas que proporcionan conectividad sin ningún tipo de inconvenientes.

Infografía_mitos_riesgos_telefonia_celular_x600

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER