Tipología de ciberamenazas, ¿a qué se enfrentan las grandes empresas?

Cuando te levantas, desayunas, llegas al trabajo, almuerzas, haces ejercicio y hasta el último momento en que cierras los ojos el Internet se encuentra presente y se ha convertido en un mundo paralelo tan real en la mayoría de las personas y como tal, las compañías cada vez se están “digitalizando” por medio de dispositivos, canales digitales, almacenamiento en la nube, entre otros cambios. Todo esto ha llevado a que las costumbres y relaciones se modifiquen y se transformen radicalmente.

Es increíble cómo en tan pocos años el internet se convirtió en un hábito intrínseco hacia un modus vivendi que nos absorbe cada día más y más. Hoy nos encontramos con una ubicuidad del internet que ha acelerado el ritmo de las tendencias y modelos de negocio que ingresan a robarse el “show”. Pero toda esta evolución tiene un lado oculto donde las compañías no pueden hacerse la vista gorda.

El Yin Yang

Nos ha tomado desprevenidos el estallido de una creciente tecnología por doquier. Que a la hora de crear algo bueno, es eficaz e indudablemente provechoso para las empresas. Sin embargo, cada vez nos encontramos frente a una creciente amenaza de ataques desde el ciberespacio que preocupa a miles de consumidores y también a miles de empresarios que tienen “toda su compañía” en la red.

La problemática es que no nos encontramos lo suficientemente concienciados sobre la importancia de la seguridad informática dentro de las compañías. Muchos consumidores ya adquieren paquete de antivirus –que al final de la historia- terminan trayendo más virus de los que evitan. Y el tema en las compañías se ha vuelto un dolor de cabeza, en especial para aquellas que viven a través de la información y los datos de sus clientes, su capital más importante.

Ciberdelitos, una tendencia porcentual

Este tipo de delitos cibernéticos ya representan una tendencia, y según Claudia Eckert, directora del instituto alemán Fraunhofer de Ciencias Aplicadas argumenta que “se ha disparado el número de ataques cibernéticos y se estima que el daño ronde los 575 mil millones de dólares a nivel mundial”, una cifra que alarma a directores y presidentes de la mayorías de organizaciones.

Algunas ciberamenazas en las que debemos estar alerta son:

Ciberespionaje industrial: Se trata del robo de información a compañías con el fin de acceder a su información más valiosa como la propiedad intelectual, desarrollos tecnológicos, estrategias de mercados, bases de datos de clientes, entre otros.

Ciberespionaje gubernamental: Este se enfoca en el robo de información a organismos gubernamentales como por ejemplo, la operación llamada “Octubre Rojo” donde se infiltraron en las redes de comunicaciones diplomáticas, gubernamentales, investigación científica y compañías petroquímicas de alrededor de 40 países. El objetivo era obtener información sensible y credenciales de acceso a ordenadores, dispositivos móviles y equipos de red.

Cibermercenarios: Son en muchas ocasiones grupos de hackers con conocimientos avanzados, estos son contratados para desarrollar ataques dirigidos contra una figura pública, compañía e incluso al gobierno. Y en esta categoría también los acompañan aquellos llamados “Ciberdelincuetes” que se encargan de atacar a entes de servicios financieros para efectuar el robo de datos de tarjetas de crédito y cada vez más se encuentran concentrados en los dispositivos móviles.

La lista de los especializas de cibercrimen puede ser mayor, algunos pueden ser Ciberdelincuentes aislados y organizados que se encargan de poner en apuros no solo a compañías, sino a consumidores que no toman precauciones al momento de efectuar pagos online o simplemente brindan demasiada información personal en la web.

Así pues, es vital generar soluciones a este tipo de problemas de vulnerabilidad, Siemens por su parte ha desarrollado soluciones y servicios para las infraestructuras críticas. Para evitar ataques cibernéticos y copias no autorizadas, Siemens creó los llamados “controladores informáticos asociados a los Simatic S7-1500 y S7-120” que ayudan a proteger el software de las amenazas.

Es de vital importancia contar con soluciones efectivas que minimicen el riesgo de los ataques cibernéticos, por eso y según informes de expertos en la material, se deben crear normas internacionales de seguridad compartidas. Al aumentar la cooperación entre países, se puede actuarl en conjunto hasta conformar un “ejército digital” contra las amenazas.

Imagen: @carlosalbertoteixeira, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

 

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER