El uso de inteligencia artificial como defensa nacional de los países

En sistemas de seguridad, uno de los aspectos más llamativos es la combinación de técnicas avanzadas de inteligencia artificial y de sensores,  poniendo freno al tema del engaño y fraude humano en entrevistas, selección de personal y controles fronterizos. Siendo, en este caso el sistema AVATAR el mecanismo de detección y de seguridad.

Anteriormente las medidas de seguridad aeroportuarias se centraban en detectar el transporte de artículos peligrosos como drogas o bombas, desplazando el énfasis hacia la identificación de la gente sospechosamente mala.

Técnicas para indagar comportamientos con el sistema AVATAR

Con estas técnicas se está pasando de revisar en los equipajes a buscar personas que son sospechosas por su comportamiento (luego vendrá el análisis de las maletas). Hay mas de 100 millones de cruces fronterizos de personas durante un año en los EE.UU. y con los atentados terroristas en septiembre de 2011 se intensificó la investigación para combatir el terrorismo. Por ello, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) con un trabajo en conjunto con investigadores de seguridad de la Universidad de Arizona han desarrollado el sistema AVATAR (Automated Virtual Agent for Truth Assessments in Real time) y desde Europa se investiga con Frontex.

Este sistema AVATAR está diseñado para marcar un comportamiento sospechoso o anómalo que merece investigación adicional por un agente humano capacitado en el campo. Esta tecnología de detección puede ser útil en los puertos de entrada terrestre, aeropuertos, centros de detención, en el procesamiento de visas, en las solicitudes de asilo y también en la selección de personal.

¿Un agente digital en la revisión de abordaje?

El sistema AVATAR utiliza sensores que exploran el rostro (sobre todo los ojos), el movimiento del cuerpo de la persona y su lenguaje, recogiendo las más ligeras y mínimas variaciones de gestos o señales que podrían sugerir que algo sospechoso sucede. Además, un “agente virtual” con una cara en pantalla y con voz humana hace varias preguntas en lenguaje oral inglés. La persona inspeccionada responde y su respuesta es monitoreada para detectar fluctuaciones en el tono de voz, así como el contenido de lo que se dijo exactamente.

Estos datos se comparan, en contra de la creciente y constante actualización de la gran base de datos recogida por el sistema AVATAR (de la cual se tienen ya patrones de comportamiento a partir de miles y miles de casos) y la cruza con los perfiles “sospechosos” que con la experiencia, ya puede indicar que alguien tiene algo que ocultar o no está siendo honesto acerca de sus intenciones de viajar. En caso de que coincida con un perfil “sospechoso”, el tema se pone en investigación para continuar la inspección, esta vez llevada a cabo por un agente humano.

Los datos pasan de nuevo a los agentes humanos a través de tabletas y teléfonos inteligentes, lo que les da una evaluación probabilística de si un sujeto particular, es probable que sea honesto – cada aspecto de su perfil se codifica rojo, ámbar o verde –en función de la probabilidad de AVATAR y cree que el sujeto está diciendo la verdad. Si hay demasiados rojos o ámbar flash hacia arriba, ese tema será investigado con mayor profundidad.

Sistema AVATAR

Sensores para el procesamiento de datos

Para tenerlo más claro, el sistema se basa en tres sensores para procesar los datos por medio de algoritmos que converge con juicios probabilísticos acerca de sí una persona está diciendo la verdad.

  1. La primera es una cámara infrarroja que registra datos sobre movimientos de los ojos y la dilatación de la pupila a 250 fotogramas por segundo.
  2. Una cámara de vídeo controla el lenguaje corporal para los tics o movimientos sospechosos habituales del cuerpo que se adapten a los gestos que las personas tienden a adoptar cuando están ocultando algo.
  3. Por último, el registro de la voz por medio del micrófono, para escuchar los cambios sutiles en el tono de voz.

Al entrevistar a millones de personas todos los años, el sistema AVATAR construye un conjunto mucho más fiable de los datos en referencia, que se pueden utilizar para airear a los viajeros sospechosos. Este sistema ya está implementándose en algunos aeropuertos como el de Budapest y ha sido aprobada por su éxito por la DHS para irse implementando poco a poco en otros aeropuertos del mundo.

Imagen @Matthew Allen Hecht, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER