E-health: ciberdelincuentes apuestan por atacar dispositivos médicos [Te Interesa Conocer]

El tema de seguridad y ciberdelincuencia ha evolucionado a diferentes ámbitos de la vida de las personas. No solo instituciones o grandes empresas pueden ver vulnerados sus sistemas informáticos, sino también sectores sensibles como el de la salud. Autoridades en Estados Unidos están investigando cerca de 24 casos con fallas en dispositivos médicos y en los equipos de distintos hospitales.

Aunque la agencia Industrial Control Systems Cyber Emergency Response Team (ICS-CERT) aseguró que esta amenaza no debe alarmar a la población, el Departamento de Seguridad de Estados Unidos advierte que los ciberdelincuentes pueden manipular dispositivos médicos, como la bomba de infusión que administra medicamentos directamente al torrente sanguineo de los pacientes. Y no solo eso, también aparatos como marcapasos pueden ser manipulados para que generen una descarga eléctrica mortal.

Dentro de las investigaciones realizadas por el Departamento de Seguridad de Estados Unidos, se ha venido trabajando con varios fabricantes y proveedores de dispositivos médicos para identificar y reparar los posibles errores de codificación de software y otras vulnerabilidades que hackers pueden manipular de forma malintencionada.

Otras amenazas que preocupan al sector salud

Pero este tipo de amenazas no son las únicas relacionadas con el sector salud. El fallo denominado Heartbleed que salió a la luz pública hace algunos meses también puede afectar a distintos dispositivos, incluyendo dispositivos médicos.

Por otra parte la Europol, reveló que gracias a tecnologías como el Internet de las Cosas, sectores como el de la salud se verán afectados. Ataques a dispositivos específicos y la venta de información médica puede convertirse en uno de los “trofeos” de los ciberdelincuentes. Entre otras prácticas, está la alteración del historial clínico de pacientes específicos que podrían generar daños irreversibles, incluso la muerte.

Entre más dispositivos se encuentren conectados entre sí, aumentará el número de probabilidades en que ciberdelincuentes utilicen la tecnología para cometer diferentes delitos. Una nueva vertiente en la que se deberán especializar las empresas enfocadas en garantizar la seguridad de las grandes organizaciones.

Encontrar a estos ciberdelincuentes será una labor complicada por el gran número de datos manejados por los atacantes y sus formas de camuflarse. Es por eso que, entre las medidas para combatir esta nueva modalidad de cibercrimen es concienciar a la industria tecnológica y trabajar de la mano con las autoridades para evitar que la tecnología sea utilizada en contra de los ciudadanos.

Imagen destacada: @Cea distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER