Importancia de la ciencia y tecnología en las grandes empresas

La ciencia y tecnología siempre han influido en la forma de accionar de las grandes empresas. De modo tal que su impacto puede estar ligado a factores como el conocimiento, economía y lo social. Esto se deriva del uso o apropiación del conocimiento por parte de la organización (Giler y Nápoles, 2016). Conforme a esto, cada uno de ellos tendría un valor agregado gracias a procesos de investigación, desarrollo e innovación.

Es así, que el Diario El Tiempo, asevera que la ciencia y tecnología han minimizado los obstáculos para realizar negocios. Sumado al incremento de ingresos y ejecución de nuevas herramientas en las organizaciones. Igualmente, se destaca que contar con estos factores no es un lujo sino una necesidad de inversión. Los mismos son un aporte que influirá en las empresas para estar a la vanguardia del mercado nacional e internacional.

Al hablar de conceptos, la palabra tecnología proviene del griego tekhne, que significa arte, técnica u oficio; y logos, es estudio o tratado. Se afirma entonces que la tecnología representa la técnica o forma de hacer cosas, construir objetos para satisfacer determinada necesidad. Todo ello tras una metodología sistemática y científica que oriente los esfuerzos tecnológicos.

Impacto de la ciencia y tecnología en las organizaciones

En torno a esto, la ciencia y tecnología desde hace siglos, ha intervenido positivamente las organizaciones. Tras nuevos avances, las mismas han decidido estar a la par de los grandes inventos. Estas innovaciones son efecto de un desarrollo eficaz de la ciencia y la tecnología.

De modo que las grandes empresas han decidido aplicar ese conocimiento científico y tecnológico para el mejoramiento de procesos. Todo enmarcado en la satisfacción de las necesidades de los clientes que redundará en mayor competitividad.

¿Cómo las grandes empresas deben gestionar la ciencia y tecnología para su beneficio? 

Es importante considerar las siguientes acciones para una gestión exitosa en ciencia y tecnología (Solís y Palomo, 2010):

  1. Diseñar un plan de ciencia y tecnología que incluya metas y políticas para alcanzar la inserción de estas variables de forma positiva. Previo a ello, se deberán detectar las necesidades del mercado, competencia existente, áreas de crecimiento, recursos requeridos. El propósito es que la organización cree ventaja competitiva.
  2. Crear nuevas maneras de renovar los procesos mediante incorporación de equipos que optimicen las operaciones del negocio.
  3. Aliarse con proveedores de tecnología que construyan un fuerte nexo para los objetivos planteados.
  4. Determinar el inventario tecnológico de la empresa. Todo ello para contar con lo necesario para la implementación de mejoras.
  5. Desarrollar competencias en el personal para generar soluciones colectivas que conlleven a la eficiencia organizacional. Motivarlos para que juntos puedan innovar constantemente. La capacitación es clave.

En consecuencia, el éxito de un negocio es aquel basado en la mejora continua y adaptación con el entorno. La creatividad y la innovación son aspectos trascendentales para alcanzar estos objetivos. De allí que la ciencia y la tecnología se han convertido en elementos claves para coordinar todos estos cambios.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER