El secreto de cómo convertir clientes y socios estratégicos en aliados

Dentro de este mundo interconectado, convertir a clientes y aliados en un socio estratégico, ofrece ventajas para todos.

Para lograrlo, ofrecer un valor superior y gran satisfacción, fomenta buenas relaciones con los clientes. Mediante una planeación a nivel empresarial y estratégico.

Mientras que para los aliados estratégicos, ser cooperativos, compartir recursos, así como ser confiables fomenta relaciones positivas.

Tecnología para convertir al cliente y al socio estratégico en aliados

El 41% de los consumidores opina que las marcas necesitan escuchar a los clientes, según la revista Marketing Week.

Imagine una conversación donde una de las partes no puede escuchar o entender al otro, en muchas empresas es así.

Sin embargo, ahora el cliente, tanto hombres como mujeres de todas las edades, pide ser escuchado.

Por eso se deberá cambiar a una cultura más colaborativa e interactiva, y donde las empresas sean más abiertas en sus canales de comunicación.

Es aquí donde las nuevas tecnologías juegan un papel crucial, ya que fomentan una relación más cercana con el cliente y el socio estratégico.

Así, al conocer más al cliente, las empresas pueden ofrecer valor superior al personalizar sus ofertas.

Aliados tanto en las buenas como en las malas

Qué mejor aliado que un enamorado. Esto puede sonar un poco absurdo, pero el concepto de “Marcas que enamoran” (Love Brands) es nuevo.

Esto sucede cuando “el cliente y el socio estratégico va más allá del puro consumismo y es capaz de hasta tatuarse el logo de la marca”.

Ejemplo de ello es Monster, la cual se basó en este concepto y fue capaz de vencer a Red Bull.

Esto se logra al ofrecer productos y servicios de calidad, compartir intereses similares con el cliente, así como valorarlo, es decir, hacerlo sentir que es importante.

Más que información, para ser aliados los clientes quieren disponibilidad

Los consumidores no quieren que la información se canalice, lo que quieren es tener acceso”.

Actualmente ya no es suficiente un folleto o un número telefónico. Los clientes buscan tener acceso cuando ellos lo requieren.

Si esto no sucede, se sienten insatisfechos con la empresa, ya no la ven como aliada y se van con el competidor.

Nuevas reglas para establecer aliados

Por el lado de los aliados y socio estratégico, las reglas han cambiado.

“Muchas de las estrategias de los negocios incluyen más de una alianza. El éxito depende en lograr que todas funcionen simultáneamente”, afirma James Bamford, consultor de McKinsey.

Por eso la alianza no debe centrarse en un solo aspecto, deben ampliarse a otras áreas funcionales de la empresa.

Por ejemplo, las colaboraciones en investigación y desarrollo pueden aumentar el número de empleados dedicados a esa labor.

Entre más áreas involucradas, más estrecha será la relación con ellos.

Seleccione al mejor equipo para los aliados

Muchas relaciones con aliados y socio estratégico no logran funcionar porque el personal asignado no logra ganarse su confianza.

“No contar con el personal en los roles adecuados o empoderar personas que no tienen las habilidades ni las herramientas suficientes, acaban con la relación”.

Un mejor ambiente de negocios

Para terminar, se vive un ambiente interconectado de negocios.

En él, tener como aliados al cliente y al socio estratégico no solo contribuirá al crecimiento de la empresa, también ayudará a que todos salgan beneficiados.

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER