Derecho al olvido en buscadores, nada es para siempre

Muchas veces ponemos nuestro nombre o el de una persona en Google, con el simple hecho de buscar y encontrar todo lo que podamos saber sobre su vida. En ocasiones antes de ir a una entrevista de trabajo buscamos la empresa en Google, lo mismo pasa con las empresas buscan en internet todo lo que pueda servir para un proceso de contratación, perfiles, gustos, datos personales, apariencia, etc.

Pero ¿hasta que punto?, tenemos el derecho para solicitar que nos borren de los buscadores o motores de búsqueda. Hoy en día esto ya es posible, bajo un concepto denominado en Europa Derecho al Olvido o en Latinoamérica conocido como Habeas Data.

El pasado mes de mayo, será una fecha que el buscador Google no olvidará, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, fallo a favor del ciudadano Mario Costeja, lo cual trae unos profundos cambios, entre estos eliminar información que reposa en los motores de búsqueda.

La sentencia del tribunal, abre la puerta para que cualquier ciudadano europeo, pueda acudir al buscador, y solicitar que se elimine sus datos o una información personal. Cada caso debe ser analizado de forma independiente y amparado en la ley como en la protección de datos, el acceso a la información, y el uso de la rectificación digital.

Con el fallo, se introduce la figura de derecho al olvido, definido como la facultad de que los ciudadanos europeos puedan reclamar a Google y a otros buscadores la eliminación de enlaces que conducen a páginas donde aparece información personal, convirtiéndose en un hito en la defensa de la privacidad.

Si bien es cierto, muchos no están a favor, ya que señalan que puede darse paso a que violadores, estafadores, delincuentes pidan que se eliminen sus datos de los buscadores. Es importante señalar que el derecho al olvido debe ser reconocido en todas las legislaciones, ya que la privacidad es un derecho fundamental y cada quien es libre de mirar como maneja su información personal.

En el caso de Latinoamérica, es el equivalente a lo que nuestras legislaciones llaman el Habeas Data, definido como un derecho fundamental para actualizar, borrar, rectificar información que reposa en bases de datos de entidades públicas y privadas. Así mismo, la mayoría de países de Latinoamérica vienen aplicando leyes de protección de datos, es el caso de Colombia con la vigilancia de la Superintendencia de Industria y Comercio, México con el IFAI, Perú con la Dirección de Protección de Datos del Ministerio de Justicia, entre otras.

La solución de los buscadores

Como es de esperarse a los buscadores, nos les gusto la decisión tomada, ya que les implica revisar caso por caso, para eso tener abogados, formularios, procedimientos, generar nuevas política, etc. Pero en pocos días, mostraron que si se puede hacer algo, por ejemplo Google ya implementó su formulario.

Importante resaltar que Google, dice lo siguiente: Al realizar esa solicitud, Google realizará una ponderación entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir información. Al evaluar su solicitud, Google examinará si los resultados incluyen información obsoleta sobre usted, así como si existe interés público por esa información (por ejemplo, Google puede negarse a retirar determinada información sobre estafas financieras, negligencia profesional, condenas penales o comportamiento público de funcionarios del gobierno”

Cada caso es único, y se tiene que hacer un análisis de fondo para ponderar la privacidad vs el derecho a la información.

Por el otro lado, Microsoft, a través de Bing hizo lo mismo hace unos días, implementó su formulario.

El formulario de Bing, es muy parecido al de Google, llenas unos datos básicos, y el buscador hace un estudio de fondo para analizar tu caso.

El derecho al olvido, un derecho para todos

El derecho al olvido, se convierte en un derecho fundamental, es una necesidad para la sociedad actual, un comentario, una pagina de internet te puede cambiar la reputación online en un segundo. Es por eso que el derecho al olvido está pensando para los cambios actuales del uso de medios electrónicos.

La privacidad es una opción de vida. Es por eso que en Latinoamérica debemos exigir que los buscadores también implementen este tipo de formularios, la legislación ya lo permite.

Cada caso es único, pero lo que si es cierto, que tenemos derecho al olvido, derecho al no estar, y sobretodo derecho a la privacidad.

Imagen @theglobalpanorama, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER