El neuromarketing como herramienta efectiva para conocer mejor a los clientes

El neuromarketing estudia desde la ciencia el comportamiento de los usuarios, la forma en que toma decisiones de compra, los detonantes que los impulsa más allá de las emociones, incluidas éstas, como nuestro cerebro humano responde a los estímulos y toda una serie de variables conscientes e inconscientes con el objetivo de comprender profundamente nuestra mente y respuestas para ofrecer cada vez mejores productos, experiencias de compra y fidelización.

Esto es posible desde hace unos años gracias a los avances científicos e investigativos en temas neuronales, a la sofisticación de estrategias y herramientas de marketing, a la recolección y procesamiento de grandes volúmenes de datos, a un mundo interconectado y cada vez más interdisciplinario, donde sociólogos, neurocientíficos, antropólogos, psicólogos, filósofos, economistas y publicistas pueden llegar compartir un espacio de estudio o un laboratorio para llegar a conclusiones sobre el comportamiento humano y traducirlas en iniciativas de venta.

El neuromarketing y su impacto en los consumidores.

Este concepto y aplicación de la ciencia al mercado es novedosa, se establece a inicios de siglo y ha mostrado resultados a través de iniciativas que impactan directamente nuestros sentidos:

  • Aromas: cuando en un recorrido por un centro comercial inmediatamente al percibir estos aromas el consumidor asocia una marca o producto, o siente la necesidad de comprarlo.
  • Sonidos: la elección de la música ideal en un momento específico del día, la experiencia sonora de un anuncio sonoro en radio o Internet, o el estilo de música definido en una tienda para acelerar la frecuencia cardiaca de sus visitantes.
  • Percepción visual: La gran mayoría de iniciativas pertenecen a esta categoría. El uso de colores, palabras, imágenes y ambientes preparan rápidamente el cerebro a través de estímulos.

De la investigación a la monetización del Neuromarketing.

El conocimiento es poder y la aplicación práctica da como beneficio el resultado que se busca.

Aunque aún hay dilemas éticos sobre los límites entre el estudio y la manipulación emocional y subconsciente, la unión de la ciencia y la creatividad ofrece una potente alternativa a las marcas para refinar sus iniciativas y ofrecer a sus clientes mejores productos y experiencias acordes a sus necesidades y deseos, basadas en datos que constantemente se van actualizando y van cambiando a la par de los cambios sociales y culturales.

Implementar acciones publicitarias a partir de conclusiones y estudios en Neuromarketing son un paso definitivo para el mejoramiento de la relación entre las marcas y la experiencia de sus consumidores.

Algunos casos de uso de Neuromarketing.

  • Comidas rápidas: por ejemplo Subway, no es casualidad el olor que sale de sus hornos de manera permanente. El aroma del pan recién salido es uno de los aromas más atractivos para el cerebro humano.
  • Mapas de calor: muchas páginas de Internet usan mapas de calor para determinar el trayecto de los ojos y dónde fijan más su mirada los usuarios al navegar en diversos dispositivos, esta información se usa para poner los mensajes y funcionalidades más importantes que la marca quiere resaltar en estas ubicaciones.
  • Tiendas de moda. Cuando se camina por un centro comercial se puede identificar el aroma de Zara o de Forever 21, estando afuera de ellos.
  • Comerciales de bebidas. El percibir el sonido al destapar una botella o al ver el efecto del calor de manera vívida puede impulsar a los usuarios a sentir sed y buscar satisfacerla.
Artículos Relacionados

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER