Energía luminosa: ¿Por qué les conviene a las empresas?

La energía luminosa es aquella que proviene de la luz. Esta a su vez, se define como una forma de radiación cuya propagación se da en forma de ondas electromagnéticas; de manera que luz y energía luminosa están indisolublemente ligadas.

¿Qué es la energía luminosa?

Se puede definir este tipo de energía como la que es transportada por la luz y se produce por las ondas que esta emite. Por tanto, podría afirmarse que la energía luminosa es un tipo de energía electromagnética, ya que su movimiento es consecuencia de radiaciones electromagnéticas. Además,  como son ondas siempre están en movimiento (la velocidad de la luz es de 299.792.458 metros por segundo) y no se pueden almacenar, también puede considerarse como una energía cinética.

La energía lumínica no tiene un solo origen. En efecto, contrariamente a lo que se podría imaginar, el sol no es la única fuente de luz; así, existen dos tipos de energía luminosa, a saber:

  • Energía luminosa natural. Es aquella que proviene de los rayos del sol al tocar la superficie terrestre.
  • Energía luminosa artificial. Se crea a través del uso de la energía eléctrica, como la bombilla de luz, el fuego, la luz emitida por un monitor, etc.

¿Cómo funciona la energía luminosa?

La transferencia de la energía de la luz a otros cuerpos depende de propiedades físicas y químicas, así como de factores geométricos. Estos afectan la capacidad de absorción de la luz y de generar energía eléctrica.

Hay dos procedimientos utilizados para captar la energía lumínica emitida, a saber:

  • De manera directa. Se utilizan paneles solares que funcionan con células fotovoltaicas. Así, la radiación solar impacta sobre ellos cargando los electrones; esto es lo que produce la energía eléctrica.
  • De manera indirecta. Se usan elementos mecánicos (espejos), que captan e incrementan la energía radiante lo suficiente como para calentar un líquido y llevarlo a punto de ebullición. De ese modo, la presión obtenida permite movilizar unas turbinas, generando así la energía eléctrica.

Energía luminosa en Colombia: implementación, beneficios y casos de éxito

En 2014 Colombia reglamentó la Ley 1715, por medio de la cual se regula la integración de las energías renovables no convencionales al Sistema Energético Nacional, entra la que se contempla la energía luminosa. En consonancia con la ley, se llevan realizadas y proyectadas varias iniciativas, por ejemplo:

  • Instalación Medellín-Antioquia

Esta instalación solar fotovoltaica de autoconsumo fue realizada sobre un tejado de un edificio de la ciudad antioqueña.  Esta provee una potencia de 422 KWp (kilovatio de pico).

Instalación solar fotovoltaica en Medellín

Instalación solar fotovoltaica en Medellín. Imagen tomada de http://www.solargreen.com.co/medellin1.html

  • Proyecto Uraba

Esta es una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo sobre tejado, en Urabá, de 500 KWp en Apartado, Antioquia.

  • Institución Pública Ramón B. Jimeno.

Esta edificación ubicada en Bogotá, obtiene el 100 % de la iluminación a través de la energía solar, gracias a la instalación de 148 paneles solares.

  • Mujeres wayuus  ahora ingenieras de paneles solares

En este proyecto, cinco mujeres de la comunidad Wayuu fueron seleccionadas para capacitarse en la India durante 6 meses; el objetivo de esta iniciativa es generar desarrollo, mejorar la calidad de vida de sus comunidades y capacitar a otras mujeres en producción de energía luminosa.

  • Compañía Nacional de Chocolates

Esta empresa colombiana tiene en el techo de su sede la instalación de energía solar más grande de Antioquia en su fábrica de Rionegro. El sistema está diseñado para el autoconsumo en el proceso productivo de la empresa; se estima que en la máxima radiación solar podrá generar entre 15 % y 20 % de la cantidad de energía total que consume la empresa.

  • El CIAT (Centro Internacional de Agricultura Tropical)

El centro cuenta con el primer piso solar para autogeneración instalado en Colombia. Este provoca una reducción del 12 % en la tarifa de energía convencional al año.

También es importante destacar que, hasta junio de 2018, de 548 proyectos de generación de energía eléctrica a partir de recursos renovables son solares. De ellos, 115 corresponden al departamento del Atlántico, 105 al Valle del Cauca y 68 a Cundinamarca. Además, el bajo costo de importación de los equipos necesarios para transformar la energía es el principal motivo de interés para los inversionistas privados.

Beneficios de su uso para las organizaciones colombianas

Por su parte, los beneficios de usar energía luminosa para las organizaciones son:

  • Incentivos tributarios (deducción del pago del impuesto a la renta, depreciación acelerada de activos, exclusión de IVA y exención del gravamen arancelario).
  • Enfrentar los retos de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).
  • Desarrollar proyectos de sostenibilidad y responsabilidad social.
  • Reducir el consumo de energía eléctrica.
  • Ahorro eficiente y efectivo del consumo de energía.
  • Promueve el consumo de energía limpia.
  • Mejora la reputación de las empresas.
  • Permite obtener rentabilidad luego de la inversión inicial.

Para sintetizar, el sol no solo es una fuente que permite generar energía térmica, sino que también proporciona energía luminosa. Un recurso inagotable desde la óptica humana, e importantísimo proveedor de energía limpia por su aporte a la disminución de gases con efecto invernadero.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER