Energías limpias y sostenibilidad: un cambio de mentalidad necesario

Desde sus orígenes, el hombre ha buscado formas de producción de energía; en un principio utilizó fuentes naturales renovables y, posteriormente, descubrió los combustibles fósiles. Con el tiempo, la generación de energía a partir de materiales no renovables, como el petróleo, ha provocado consecuencias medioambientales, que le han hecho redescubrir fuentes de energía más amigables con el medioambiente; estas son conocidas en la actualidad como energías limpias.

¿Qué son y cómo funcionan?

Se conocen como energías limpias a los sistemas de producción de energía que están libres de toda contaminación. Su gestión implica deshacerse de todos los residuos considerados peligrosos; por consiguiente, este tipo de energía se caracteriza por no generar residuos que contaminen el ambiente.

Por otra parte, la preocupación por el calentamiento global ha hecho que, en la actualidad, este tipo de energías tomen más protagonismo, ya que se posicionan como la alternativa al uso de energías no renovables.

Tipos de energías limpias

Entre las energías limpias más comunes se encuentran:

Energía geotérmica

Es la que se obtiene a partir del aprovechamiento del calor que se genera en el interior de la tierra. Existen tecnologías avanzadas para perforar la corteza y utilizar este recurso para producir electricidad y obtener agua caliente para uso directo.

Energía eólica

La energía eólica proveniente del movimiento de las corrientes de aire. El viento posee energía cinética propia que se puede utilizar para generar corriente eléctrica; para ello se utilizan unos aparatos que se llaman aerogeneradores.

Energía hidráulica e hidroeléctrica

Utiliza la energía cinética proveniente del movimiento del agua para producir electricidad. Esta conversión se logra mediante la instalación de centrales hidroeléctricas. La energía hidroeléctrica es la segunda fuente de energía renovable más importante del mundo.

Energía solar

Es la energía contenida en la radiación solar. La captación de esta radiación se puede hacer de manera directa o indirecta; en el primer caso se utilizan paneles solares; en el segundo, otros elementos que actúan como intermediarios.

Energía mareomotriz y energía undimotriz

Este tipo de energías limpias hace uso del mar. La energía mareomotriz es la que se obtiene aprovechando el movimiento de las mareas. Por su parte, la energía es la que se obtiene a través del movimiento de las olas.

Energía biomasa

El término “biomasa” se refiere a un tipo de energía renovable basado en la utilización de materia orgánica; esta puede ser de origen vegetal, animal o producto de su transformación natural o artificial.

Energía nuclear

Desde el punto de vista de la emisión de gases con efecto invernadero, se la puede considerar una energía limpia. No obstante, con esta tecnología se producen residuos, los desechos radiactivos, los cuales son altamente contaminantes.

Una aclaración importante: hay que diferenciar las energías limpias de las fuentes de energía renovables; en efecto, la recuperación de esta energía no implica, necesariamente, la eliminación total de los residuos. Por ejemplo, el gas natural no puede ser considerado como energía limpia aunque la contaminación que produce sea mínima.

¿Por qué son importantes las energías limpias?

Según el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change o Panel Intergubernamental del Cambio Climático),

“La quema de combustibles fósiles para producir energía y calor en industrias y hogares y el uso de estos combustibles para el transporte representan el 60 % de las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales, causantes del calentamiento global y del cambio climático”.

Entonces, las principales ventajas de las energías limpias con respecto a las tradicionales son:

  • Cuentan con disponibilidad casi ilimitada.
  • No producen residuos.
  • No son contaminantes (entendiéndose contaminación como la emisión de gases con efecto invernadero).

Así, cualquiera de las fuentes de energías limpias es una excelente alternativa como recurso energético. Además, son muy importantes porque permiten sustituir a los combustibles fósiles en todos los campos en los que son utilizados.

Las energías limpias y su implementación en las grandes ciudades

En todo el mundo se están desarrollando ideas innovadoras para llevar a la práctica la aplicación de diversas energías renovables. Algunos ejemplos son:

  • Wind Tree: es una turbina desarrollada por la marca NewWorldWind. Esta estructura en forma árbol permite la generación de energía eléctrica a partir del viento. Puede generar hasta 13.500 kWh promedio al año y puede funcionar con brisas de viento de hasta 2 m/s de velocidad.
  • SunSaluter: es un sistema fotovoltaico que al mismo tiempo purifica el agua. Es más eficiente que un sistema de paneles solares.
  • Autoconsumo en el Centro de Educación Ambiental “As Corcerizas” de Amigos de Terra en Ourense (Galicia). Esta es un hostal que cuenta con energía solar fotovoltaica, hidráulica y eólica para abastecer el 100 % de las necesidades de su comunidad.

Cómo ha sido la implementación de las energías limpias en Colombia

En Colombia, aunque pueda estar retrasada con respecto a otros países, se vienen desarrollando soluciones energéticas en diferentes campos, por ejemplo:

  • Palmor (Ciénaga, Magdalena): microcentral hidroeléctrica que abastece a una población de 500 familias.
  • Supía (Caldas): utilizan el café para sustituir al carbón como combustible limpio para el secado de ladrillos.
  • La Guajira: bombeo de agua mediante paneles solares y bici-bombas para comunidades aborígenes.
  • Medellín: textileras que utilizan sistemas de monitoreo y control de calderas.
  • Cauca: paneles solares para la iluminación de centros educativos.
  • El Parque eólico Jepirachi, en la Guajira: con una capacidad instalada de 19.5 MW.
  • Valle del Cauca: tiene la primera planta de generación de biogás a partir de residuos avícolas.

La utilización de las energías limpias, a pesar de que hoy tienen una baja participación en la matriz energética mundial, va en aumento. Esto es consecuencia de la mayor toma de conciencia producto de los graves efectos ocasionados por el cambio climático. Los recursos están, las posibilidades también, de nosotros depende que hagamos un mundo mejor.

 

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER