La estandarización de procesos como punto de partida para la productividad empresarial

La producción es un factor inherente a la productividad. Como resultado, un proceso productivo mejorado, incidirá positivamente en elementos como la rentabilidad financiera o minimización de tiempos de operación.

Este valor, relaciona lo producido en una organización (productos) entre los insumos utilizados (recursos). Planear eficientemente los procesos mediante una estandarización, tendrá resultados positivos a nivel organizacional.

Los procesos, representan una forma sistemática y metódica de hacer las cosas. Una empresa definirá la manera en que generará la producción de su bien o su servicio. Al hablar de estandarización, se afirma que es una manera de unificar procedimientos; eso significa que los trabajadores siempre hagan lo mismo en su rutina de trabajo.

Es relevante decir que un proceso organizado incidirá positivamente en la productividad organizacional y en la mejora continua. Se deberá apelar a los estudios de métodos y tiempos para la determinación de los procesos estándar. Como apoyo disponible, se tienen los diagramas o flujo de procesos, manuales de procedimiento. Estas herramientas establecen las entradas, actividades, recursos, documentos a utilizar, los procedimientos, entre otros elementos que describan las operaciones.

¿Cuáles pasos seguir para estandarizar procesos?

Para llegar a la obtención de procesos mejorados, se hace importante alinear los métodos de su organización. Estos pasos diagnósticos serán de utilidad a la hora de alcanzar esta deseable misión. Las fases que se realizan con los actores involucrados, a saber, trabajadores de las operaciones a mejorar y supervisores, son:

1. Hacer un inventario de sus procesos organizacionales

Una orientación puede ser por áreas o departamentos de la empresa.

2. Desglosar procesos más importantes o medulares

Revisar los procedimientos que considere más problemáticos o que afecten la productividad empresarial. Una pista que pude ayudar: los que generan más pérdidas en dinero y tiempo.

3. Realizar diagramas de los procesos principales

Pueden ser diagramas de flujo o sencillos algoritmos, que se desee estandarizar. Definir las fases de cada proceso.

4. Analizar qué métodos pueden ser mejorados

Usar como clave el tiempo y costos. Revisar los puntos críticos y preguntarse de qué manera pueden optimizarse. Considerar eliminar operaciones, unirlas con otras o agregar una nueva.

5. Presentar una propuesta de un método reformado

Una vez realizado el análisis, estimar un nuevo proceso con mejoras considerables.

6. Hablar con el equipo de trabajo

Discutir el proceso propuesto con los involucrados y permitir el intercambio de aportes. Son corresponsables de la productividad.

7. Implementar las mejoras

Realizar pruebas pilotos y mejorar los elementos que no resultaron satisfactorios. Considere la ejecución de simulacros del proceso en revisión y validaciones técnicas de los supervisores. Es vital que se maneje al dedillo, el nuevo proceso.

8. Revisar periódicamente los procesos para establecer mejoras continuas de estos

Esta fase es de valoración o control, para esto se puede contar con algunos indicadores que le ayuden, como, por ejemplo, calidad del producto, costos inmersos, entre otros.

En conclusión, una organización con procesos estandarizados, coadyuvará a la mejora de la calidad de los productos o servicios y por supuesto, la productividad redundará en mejor rentabilidad empresarial y satisfacción de los clientes.

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER