El futuro de los negocios disruptivos y lo digital como común denominador

Piénselo bien, su empresa podría enfrentar una calamidad de extinción en los próximos 10 años, y mientras que eso sucede, puede que no tenga tiempo suficiente para darse cuenta y lograr salvar su compañía. En la mayoría de los casos, los CEO no piensan en la tecnología digital como un elemento clave en su negocio, porque en el pasado, simplemente no lo habían considerado, no existía. Pero ahora los clientes, los productos, las operaciones comerciales e incluso los mismos competidores son digitales y muchos de ellos pueden estar tomando la delantera.

De acuerdo con el último informe de Forrester sobre los negocios digitales, el 74 % de los ejecutivos de negocios dicen que su empresa tiene una estrategia digital, pero sólo el 15 % cree que su empresa cuenta con las habilidades y capacidades para ejecutar esa estrategia. Adicional a ello, el informe destaca la necesidad de una transformación de las organizaciones al mundo digital y advierte que la manera en la que las marcas están adoptando las estructuras digitales en sus negocios no va a ser suficiente para vincularla dentro de una estrategia integral.

Indaguemos, ¿por qué las empresas necesitan de una trasformación digital y cuáles serían las ventajas estratégicas?

Primero que todo se debe pensar en una empresa como parte de un ecosistema dinámico que conecta recursos digitales dentro y fuera de la organización para crear valor hacia los clientes. Para ello, es necesario aprovechar plenamente las tecnologías digitales, tanto para ofrecer una experiencia superior al cliente como para conducir la agilidad y la eficiencia operacional que se necesita para mantenerse competitivo en el mercado.

Ecosistemas dinámicos de valor

Tengamos en cuenta que vivimos en una época donde los modelos de negocios se desfiguran y estructuras dinámicas toman vuelo. Ahora los líderes empresariales y sus equipos de trabajo deben desplegar nuevas estrategias y pensar en el tipo de cambios que realizarán en un futuro cercano. El involucramiento de la innovación, la tecnología y los medios digitales serán clave para el éxito.

Los consumidores, por su parte, ya están adaptando las herramientas digitales dentro de la cotidianidad de sus vidas, tanto para su uso personal como para el empresarial. Las aplicaciones para smartphones y tablets permiten a sus propietarios crear una colección de herramientas que satisfacen una necesidad o un deseo de satisfacción. Hoy, nos enfrentamos ante clientes empoderados y cada vez con mayor capacidad digital, servicios exclusivos y productos diferenciales para todos sus momentos de necesidad u ocasión.

Las empresas deben aprender a pensar como lo hacen los nuevos consumidores digitales. Ellos son los que crean las tendencias, son los que comenzarán a “juzgar el libro por su portada”, porque la primera imagen que tendrán de una marca, será la que cuenta. La marca ahora se encuentra en las manos de los consumidores, este ecosistema es dinámico, y muchas veces escapa del control de las empresas donde la eficiencia operativa y de servicio al cliente proclamará la diferencia.

En economías emergentes, la tecnología de la información y el uso de los datos inteligentes darán lugar a la diferenciación a través de plataformas sociales que evolucionan junto con los consumidores a un nuevo entendimiento de los mercados y de las tendencias del mismo. Una organización que entregue más allá de lo ofertado, creará un motor de crecimiento sin igual frente a sus competidores. En un futuro cercano, las empresas que se adapten a ecosistemas dinámicos de valor generarán experiencias a las audiencias, incluso antes de convertirlos en clientes.

La transformación digital como elemento clave en los modelos de negocio

Ahora lo digital ha transformado el modo en que los clientes exploran, descubren y adquieren productos y servicios, ya no existen barreras para ellos. Las tecnologías digitales han creado oportunidades para sumar nuevos servicios a productos físicos, abriendo las puertas a nuevas experiencias y fuentes de ingresos para las compañías.

De acuerdo con lo que indica Brian Solis en su informe The Future of Business is Digital «La transformación digital no es sólo tecnología; se trata de la visión de cómo las empresas se están transformando desde adentro hacia afuera utilizando la tecnología como un habilitador para un cliente más integrado con la empresa y oportunidades de desarrollo para los empleados». Por consiguiente, si se desea realizar una transformación hacia lo digital, es imprescindible incorporar las tecnologías digitales en todos los niveles y funciones de la estructura del negocio con la intensión de mejorar la experiencia de los consumidores y clientes.

 Transformar una compañía hacia una estructura de negocio digital es un largo camino por tomar, este no debería ser su objetivo sino un largo viaje de enseñanzas. El mercado digital, así como los consumidores cambian de un momento a otro y en muchos de los casos son engañosos.

Imagen @Nguyen Vu Hung (vuhung), distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER