¿Las grandes empresas pueden darse el lujo de no contar con un portal móvil?

Hasta hace un par de años, cuando las empresas realizaban desarrollos de plataformas de Internet, se centraban en el usuario que tenía un ordenador. Aunque desde comienzos de la década de 2000 en países como Colombia se cuenta con acceso a Internet desde dispositivos móviles, estos dispositivos solían ser un porcentaje muy pequeño de la población. Por estas razones, pocas empresas invertían en un portal móvil y tecnologías para este tipo de dispositivos.

En pocos años esta situación ha cambiado radicalmente y cada vez más son las personas que tienen algún dispositivo móvil, como teléfonos celulares y Tablets, con acceso a Internet móvil. De hecho, según un reporte de finales de 2014, en Colombia el 47% de las cuentas de telefonía celular cuentan con conexiones a Internet y esta cifra sigue creciendo. Si se toma en cuenta que en Colombia existen más líneas de telefonía celular que personas, esta cifra de Internet Móvil es abrumadora.

Con fenómenos como los de los usuarios multipantalla, las grandes organizaciones deben analizar cómo los móviles afectan la estrategia. La mayoría de altos directivos llegan a la conclusión de que es necesario tener presencia activa en móviles. Además, una reciente decisión de Google, que ya está en marcha, hará irrelevante a una empresa en Internet si no cuenta con versiones amables para dispositivos móviles.



¿Qué tiene que ver Google?

Google, como motor de búsqueda, es un actor vital en la economía de muchos países. Cada vez más usuarios realizan búsquedas de lo que pretenden comprar en Internet accediendo a Google. Hay estudios que señalan que hasta 9 de cada 10 búsquedas de Internet, de todo estilo, acceden a este. Es por eso que para muchas empresas, es importante salir en los primeros resultados de búsqueda de este portal.

Para salir en los primeros resultados de Google, se inventó hace varios años el concepto de SEO o Search Engine Optimization. La idea es entender cómo funciona Google y cómo a través de pequeños cambios y algunas “trampas”, se puede mejorar el posicionamiento en este buscador. Es un tema que se ha convertido en la obsesión de muchas empresas.

Estar en las primeros lugares de Google para las empresas es bastante trascendental. De hecho, aparecer de primero o de décimo, puede tener una gran implicación en los resultados comerciales de la organización. Dependiendo del tipo de producto que se ofrece en el mercado objetivo y de la popularidad de la palabra clave con la que se quiere aparecer de primero o décimo, tiene resultados directos en las ventas.

Prácticas de la usabilidad móvil

Desde el año 2012 Google ha estado recomendando buenas prácticas para el desarrollo de versiones móviles de las páginas web. Sin embargo, hasta principios de 2015 no existía gran repercusión negativa si no se contaba con portales móviles. Eso cambio en el primer trimestre de 2015, cuándo Google publicó un nuevo cambio en su algoritmo. En esta versión, informó que quienes no cumplieran con tener páginas web diseñadas para adaptarse a dispositivos móviles, serían penalizados en los resultados de las búsquedas.

Este anuncio de Google tiene a muchas empresas que no habían adoptado soluciones para móviles, haciendo grandes cambios. Google le ayuda a vender y promocionar productos, de forma que si quiere contar con su ayuda, tiene que ceder a sus requerimientos.

Portal Móvil: No todos son iguales

A la hora de definir la creación de un portal móvil, se pueden usar diferentes tecnologías. Principalmente existen los portales diseñados exclusivamente para móviles, portales responsive (ajustándose automáticamente a diferentes tamaños de pantalla) y Apps. En un inicio las principales empresas optaron por un portal móvil, pero en los últimos años los responsive han tomado fuerza por su facilidad. Los Apps siguen siendo un elemento opcional y como complemento a los anteriores.

De acuerdo a los cambios de Google, este motor de búsqueda está favoreciendo los portales con diseño responsive. Aún no es claro que pasa con las versiones móviles, de forma que se sugiere contar con portales responsive y opcionalmente versión móvil.



¿Qué pasa si no hace el cambio?

Hacer una página web amigable para móviles tendrá sus costos, pero también un retorno esperado.

Muchos ejecutivos pensaran que una alternativa es no hacer nada. Sin embargo, esto sería contraproducente. Primero, Google penalizará portales que no cuenten con versiones amigables para móviles, lo que implica menos ventas, menos clientes, menos visitantes y en general, menos utilidades. Pero más allá de esto, ya es una realidad de muchos países tener usuarios en móviles de forma masiva. Esta debería ser su principal motivación, pues así como en algún momento exigieron páginas web para computadores, hoy exigen información en sus móviles.

Imagen @Byrion, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER