Implicaciones de contar con una estrategia “Mobile First” en grandes empresas

En mi posición como consultor, académico y conferencista profesional en temas relacionados con tecnologías, Internet y mercadeo, he podido observar desde una posición privilegiada cómo los usuarios han evolucionado drásticamente en los últimos años. Por ejemplo, hace 10 años pocos usaban celulares inteligentes. Un par de años después, casi todo el mundo tenía celulares inteligentes y la constantes era que fueran de marca BlackBerry. Hoy más gente que nunca cuenta con celulares inteligentes, sin embargo es muy extraños encontrar usuarios de dispositivos BlackBerry, pues la gran mayoría cuenta con celulares de Apple o de sistema operativo Android.

Esta evolución, que es casi una mutación ha sido muy acelerada y ha permeado a los usuarios con su día a día, así como en las empresas. Por ejemplo, hace también 10 años pocas empresas y usuarios hablaban de “soluciones en la nube” y hoy pocos son los que no utilizan estos servicios.

Tanto la movilidad como la nube, son temas que se han convertido en estratégicos para las empresas, razón por la cual escribo este y el siguiente artículo. Mi objetivo es entender las implicaciones estratégicas de lo que se ha denominado “Mobile First” (en este artículo) y “Cloud First” (en la siguiente entrega).

¿Internet Empresarial? – ¡Primero piense en móviles!

En los últimos años ha aparecido una fuerte tendencia a nivel mundial, que en mi opinión trasciende ampliamente la terminología de “tendencia” y otras similares cómo la moda. Es algo que de entrada tiene mucha lógica y es pensar primero en los usuarios de dispositivos móviles. En palabras sencillas, esta tendencia conocida como “Mobile First” o es español,Móviles Primero”, dice que cualquier desarrollo tecnológico que se realice en las empresas, debe estar enfocado primero en los móviles y después si pensado en el resto, principalmente lo que se refiere a usuarios de dispositivos de escritorio.

Múltiples estudios a nivel mundial demuestran que hace sentido pensar primero en los usuarios móviles. Por ejemplo un estudio de ComScore informa que en 2014, los usuarios de móviles superaron los de escritorio. Además que esta tendencia por el momento no tiene reversa. Otro estudio en Estados Unidos, revela que el 90% de los adultos poseen un celular y un 42% un Tablet.

Países como Colombia, no son ajenos a esta situación. Aunque todavía existe mucho camino por recorrer, según Asomovil más del 50% de los colombianos poseen un dispositivo móvil inteligente. Aplicativos de transporte público, han ayudado a que los celulares inteligentes y tablets se expandan rápidamente en los últimos años.

Frente a estas cifras, hace sentido que las soluciones de la empresa estén pensadas para dispositivos móviles de todo estilo. Dicho de otra forma y además más contundente, sería un error no crear soluciones creadas inicialmente para móviles.

¿Cómo traslado las soluciones “tradicionales” para móviles?

La realidad en la mayoría de empresas, es que sus principales soluciones tecnológicas estaban pensados para equipos de escritorios y no para móviles. La razón de esto, es que pocos previeron la revolución que iban a causar los dispositivos móviles. Esto es una realidad y lo que debemos hacer, es partir de este punto.

Afortunadamente para las empresas, existen soluciones. De entrada, muchas de las grandes marcas desarrolladoras de software, ya cuentan con amplias soluciones que están diseñadas con respuesta para un mundo móvil. Para lograr esto, es posible que se requiere hacer una actualización de software, algo que puede ser costoso y complejo. Sin embargo, en general puede ser una ruta “simple”. Además puede que no requiera de mayores cambios al interior de la empresa.

En un segundo punto, están otras soluciones que todavía no han migrado al mundo móvil. Si estas soluciones no cambian esta visión, tarde o temprano desaparecerán del mercado o al menos, perderán vigencia. Si su empresa cuenta con este tipo de soluciones, quizás sea la hora de evaluar cambiar a otro proveedor más dinámico que se ajuste con mayor facilidad a los cambios del entorno.

Uno de los grandes cambios que deberán afrontar las empresas, está en los desarrollos internos de software o desarrollos externos a la medida. Si este software existe hace varios años, es muy probable que nunca haya sido pensado para móviles. Hacer este cambio puede ser muy costoso y dispendioso, incluso puede que se llegue a evaluar la opción de empezar desde cero. Independientemente de la ruta, se debe analizar si la empresa debe hacer este cambio, si se justifica. Si por el momento no se hace el cambio, es casi seguro que en el futuro se deberá hacer.

Otro elemento a tener en cuenta es la presencia en Internet, principalmente con las páginas web de la empresa. Para empezar, Google desde el 2015 está penalizando en las búsquedas a empresas que no ofrezcan soluciones completas para móviles. Si esta razón no es suficiente, hoy muchos clientes ingresan a portales de su empresa desde móviles. En caso de que la experiencia no sea la ideal para esa persona, es un cliente que habrá pedido.

Para implementar cualquier de estos cambios la empresa debe estar preparada organizacionalmente, con un fuerte apoyo de la gerencia y todas las áreas funcionales. Esta es una temática que trasciende el mundo técnico y que llevará a cambios positivos en la empresa. Sin embargo sin un buen sponsor, así como una organización comprometida, los cambios podrán fallar. El cambio puede que no sea trivial y muchas personas se verán afectados. Entre más rápido se hagan estos cambios, se minimiza riesgos futuros y se pueden obtener grandes ventajas a corto, mediano y largo plazo.

Imagen @KidPerez, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER