Infraestructura de redes empresariales: 5 puntos que puede mejorar

La Infraestructura de redes empresariales en la actualidad es altamente compleja. Cuenta con innumerables fuentes potenciales que pueden generar una falla o la degradación de la señal, y tienen una gran variedad de tipos de tráfico que compiten por recursos cada vez más escasos.

Recomendaciones para la infraestructura de las redes empresariales

Con el objetivo de administrar, complementar, reemplazar o simplemente ajustar algunos de los componentes que pueden estar fallando en la transformación digital; realizamos una serie de recomendaciones para mejorar las redes de una empresa.

1. Comprender qué le está pasando en las redes empresariales

Muchas empresas adquieren nuevos equipos, compran servidores de más capacidad y aumentan racks elevando en poco tiempo sus costos de inversión. Este tiende a ser el error más común de una empresa. Existen diferentes factores que afectan su infraestructura en redes empresariales, comenzando por el tipo de tráfico que maneja.

Un solo equipo infectado de virus puede estar enviando tráfico masivo ralentizando toda la red. Por lo que se debe realizar un diagnóstico usando softwares empresariales. Existen soluciones integrales que van más allá de un antivirus, poniendo un equipo de especialistas al cuidado y la protección de ataques.

2. Comprimir: el ancho de banda tiene un límite

 El manejo de comunicaciones remotas, el llamado de archivos alojados en la nube y la conexión de equipos remotos como celulares afectan la infraestructura en redes empresariales y correcta operación. En la compresión de datos está la respuesta. Empresas especializadas aconsejan la instalación de equipos y software capaces de reconocer patrones de datos muy grandes.

Usar una combinación de compresión y almacenamiento en caché, le da manejo al flujo constante de datos. Aplicar este tipo de ayudas puede, en varios casos, aumentar el rendimiento de la red hasta cuatro veces.

3. El talón de Aquiles: educando a los empleados

 No importa cuánto dinero se invierta en equipos, firewalls, sistemas de compresión y servidores modernos. Por tal razón, es importante educar al equipo. Bloquear es un camino, pero a veces termina poniendo más palos a la rueda.

Puede ser más efectivo hacer que los empleados entiendan la importancia del buen uso de este activo de la empresa, en lugar de imponer estándares rigurosos y bloqueos técnicos.

4. Mantenerse al día ante ataques cibernéticos

Phishing, DDoS, Malware, Ransomware y todo tipo de ataques que están a la vanguardia de las debilidades están al acecho de la infraestructura. Se debe comenzar por evaluar los riesgos y controlar las amenazas. Mantener actualizados el software de antivirus, los filtros de spam y los firewalls. De esta manera estará ayudando a prevenir la generación de tráfico no deseado dentro de su red.

Existen soluciones completas que incluyen una auditoria temprana de las vulnerabilidades, ayudando a identificar amenazas de seguridad y posibles métodos de ataque con anticipación.

5. Mantenerse al día

Este consejo de cierre puede sonar obvio pero es fundamental. Las redes empresariales pueden estar perfectamente diseñadas, pero los requisitos cambian. Los piratas informáticos se encuentran hoy más activos que nunca. Con cifras que levantan las alertas, encontramos que solo en Colombia se registraron 198 millones de ataques cibernéticos en el último año. Nadie está exento de los ataques, pero se pueden tomar medidas preventivas abarcando todos los frentes.

Desde la computación en la nube, Blockchain, apps, IoT, machine learning, entre otras tecnologías. De esta manera la constancia y el análisis en busca de vulnerabilidades de seguridad le darán la pauta a las empresas, logrando que se sientan tranquilas y protegidas las redes empresariales.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER