La innovación empresarial gracias al modelo de Producto Mínimo Viable

Son muchos los autores que han escrito sobre la innovación y han definido el concepto de diferentes maneras. Una de las definiciones que más me gusta, porque considero que es bastante completa es la de Pavón y Goodman que dice lo siguiente “conjunto de actividades inscritas en un determinado periodo de tiempo y lugar que conducen a la introducción con éxito en el mercado, por primera vez de una idea en forma de nuevos o mejores productos, servicios o técnicas de gestión y organización”.

Existen varias formas de innovar en las empresas. Hoy en día se han generado términos como Innovación Abierta, en donde las nuevas ideas pueden llegar del exterior de nuestras empresas o Innovación Inversa en donde organizaciones del primer mundo toman ideas de países en desarrollo para Innovar. Sin embargo, sea cual sea el modelo de innovación que decida tomar nuestra empresa, como lo mencionan Pavón y Goodman, lo más importante es validarlo en el mercado.

Una de las manera más fáciles e útiles que han surgido en Internet para validar modelos de negocio nuevos, es el modelo de Producto Mínimo Viable – MVP por sus siglas en inglés-. Este término fue acuñado por Frank Robison, pero Erik Ries lo popularizó con su metodología de Lean Startup. En esta publicación expondré dicho modelo y los beneficios que trae para las organizaciones.

¿Qué es el MVP?

El modelo de Producto Mínimo Viable nace para probar nuestras ideas de negocio en el mercado, invirtiendo la menor cantidad de tiempo y dinero. De esta manera cuando tenemos una idea de negocio, esta se desarrolla con las características mínimas requeridas – que puede traducirse incluso en un prototipo- y así se lanza al mercado para ser probada. Este MVP, que solo incluye las características básicas del producto será probado por algunas personas que lo utilizarán, pagarán por él y además darán feedback sobre el mismo.

Únicamente cuando se ha probado que la idea es válida y qué la requieren los usuarios, se invierte más dinero en características adicionales –nuevas ideas – y se comienza a iterar para entender cuales de estas son aceptadas y cuales no lo son. En pocas palabras se podría decir que este es un estudio de mercado en tiempo real, que ayuda a los empresarios a evolucionar su modelo de negocio, con menores riesgos de fracaso.

Muchas de las plataformas que hoy en día utilizamos, nacieron como un MVP y luego fueron evolucionando. Google, Facebook, Twitter, Drpbox y Zappos son algunos de estos ejemplos, pues lanzaron sus plataformas con las características mínimas y una vez fueron probadas en el mercado, han venido evolucionando integrando nuevas características. Sin embargo es importante resaltar que la evolución de la plataforma es tan solo un resultado de la innovación estratégica de la compañía. Recordemos que Google, Facebook y Twitter, no tenían publicidad en primeras versiones de sus plataformas. Esta característica nació como evolución del modelo de negocio, para poder monetizar el mismo. Así aunque a simple vista pareciera un tema de plataforma, las iteraciones que se generan en esta se dan como un tema estratégico de la compañía, requerido para que este crezca y responda a las necesidades de los consumidores.

¿Cuáles son las ventajas del MVP?

Aunque el concepto está especializado en emprendedores en Internet, definitivamente puede ser aplicado para evolucionar en el modelo de negocio de las grandes organizaciones sin importar su tamaño y antigüedad. Por esta razón las grandes empresas pueden beneficiarse de sus ventajas de la siguiente manera.

En primer lugar recordemos que al aplicar el modelo MVP, se pretende evolucionar la plataforma arriesgando menos dinero. Si usted decidiera hacerle varios cambios a su plataforma actual, y se encierra por un largo periodo, puede que cuando salga al mercado estos cambios no sean aceptados y su negocio perdería grandes inversiones. Gigantes como Amazon realizan pequeñas modificaciones constantemente a su portal y las que no son aceptadas las eliminan. De esta manera si fallan, fallan rápido y con pocos recursos.

En segundo lugar, recuerde que hoy en día los consumidores son más exigentes y desean que los ofrecimientos en Internet sean cada vez más robustos e innovadores. Así si su plataforma y en general su identidad digital no evoluciona, rápidamente sus clientes se irán hacia la competencia. Nuevamente, aunque en principio suena como un tema de plataforma, estas iteraciones buscan es probar que las innovaciones de nuestra empresa y modelo de negocio son exitosas en el mercado como por ejemplo ofrecer nuevos productos y servicios, formas de contacto con la empresa, modalidades de entrega de producto, y otras.

Finalmente, si usted aplica el modelo MVP, su ofrecimiento y modelo de negocio evolucionará en el mercado y no quedará desactualizado. Recordemos que en Internet lo que hoy es cierto, puede que mañana no lo sea debido a lo rápido que este medio avanza. Así, si usted como empresa no genera dichas iteraciones que hagan evolucionar su ofrecimiento a los usuarios, de acuerdo a lo que están necesitando los usuarios de su ofrecimiento en Internet, en un momento dado, pronto quedará en el olvido.

Imagen por @ReillyButler, distribuida con licencia Creative Commons CC BY-NC-SA 2.0

 

 


Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER