Experiencias tecnológicas: Interactive Store en pro de las ventas

La tecnología facilita la combinación de la experiencia en una tienda minorista física y una digital. De esta manera se proporciona una mejor visión del comportamiento y la intención de compra de un cliente. Para cubrir esta nueva demanda de experiencias están en auge las nuevas Interactive Store. Una forma eficiente de crear experiencias inmersivas, verdaderamente diferenciales para cada cliente.

Esta tendencia presente en todo el mundo permite crear una experiencia de compra que logra personalizar al detalle. Es así que se impulsan conversiones, mejorando el servicio al cliente. Definitivamente un factor de competitividad frente a cada uno de sus competidores.

Interactive Store y el Marketing Experiencial

Si hay algo cierto en las Interactive Store, es que son futuro del comercio experiencial. Durante años se han escuchado historias sobre el declive de las tiendas físicas y el auge de las tiendas en Internet. Pero a medida que aumenta el deseo de experiencias integradas con tecnología y estilo de vida, el interés del público se eleva aún más. El ejemplo más claro lo dan los Millennials.

Declararon en una reciente encuesta que invertirán alrededor del 52 % por ciento de sus gastos de vacaciones, en compras relacionadas con experiencias. Esto en contrapeso de un 39 % relacionado con consumidores de mayor edad.

Pero, ¿qué pasaría si esta paradoja entre lo físico y digital pudiera desaparecer? ¿Qué sucede si a los consumidores se les ofrece una experiencia integral como las Interactive Store? Ya se está dando una ruptura en el journey tradicional del consumidor. Los minoristas ya están llegando al mercado a través de dispositivos móviles, pantallas interactivas y múltiples dispositivos que los acompañan. Esto a medida que toman decisiones de compra en la tienda. Tales sistemas ya están evolucionando hasta convertirse en un valioso asistente de compras, en lugar de una molestia inoportuna.

Casos de éxito de las Interactive Store

Ralph Lauren: de la alta pasarela a una atención de alta tecnología

Una de las prácticas que revoluciona las Interactive Store está relacionada con la experiencia en el probador. La introducción de espejos de pantalla táctil interactivos en su tienda principal de Nueva York son un cambio atractivo en la experiencia de compra. Tocando un espejo los compradores pueden buscar en todo el inventario de la tienda en tiempo real. De igual manera, pueden solicitar un color o tamaño diferente en un artículo.

Ikea: líder de la transformación digital de las empresas

Las aplicaciones de una Interactive Store están limitadas solo por la imaginación y la audacia de los minoristas y sus agencias de marca. Esto es algo que comprendió muy bien Ikea. Esta marca pasó de tener un catálogo a todo un universo de aplicaciones conectadas a la realidad virtual y aumentada. Es así que en septiembre de 2017, la compañía de muebles sueca presentó IKEA Place. Una aplicación de realidad aumentada que ubica los muebles en las casas en 3D y en escala real. Ese mismo año los clientes de IKEA Grand Prairie, Texas, también experimentaron la realidad virtual en su apertura. Cerca de 300 clientes jugaron con pandas dentro de unas lámparas de bambú disponibles para la venta.

Jaguar y Land Rover: cambiando la forma de comercializar autos

Una Interactive store presenta grandes desafíos para las marcas de autos. ¿Cómo unir la experiencia digital y física del cliente al comprar un automóvil de lujo? La experiencia virtual de Jaguar encontró la inspiración en el comercio minorista y las redes sociales. Esta experiencia está desarrollada en una pantalla de alrededor de 4 metros por 2 metros y múltiples sensores. En ella los clientes pueden configurar y luego experimentar con su propio modelo de auto utilizando tecnología basada en modelos reales.

Nike: en el futuro del comercio minorista

Nike House of Innovation 000 de Nueva York es su apuesta por una verdadera Interactive store. Esta nueva tienda interactiva incluye elementos digitales para crear una experiencia inmersiva que suma estudios de personalización y puntos de pago instantáneo. Pero su verdadero diferencial está en la “Tienda de velocidad”. Allí pueden reservar sus zapatos en línea para probarlos en un espacio especial de la tienda. Esta experiencia incluye un casillero personalizado con su nombre, y desbloqueo de espacios a través de su teléfono inteligente.

Las tiendas brindan a los clientes la oportunidad de conectarse con su marca de una manera física, mientras que lo ayudan a llegar a los rincones del mercado que de otra manera podrían haber sido imposibles, a través de los canales en línea. De la misma forma que el mundo online se debe dirigir a una experiencia completa conectándose en ambos sentidos.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER