Mercadeo y Tecnología, dos áreas que trabajan de la mano

A finales del 2014, la afamada empresa Forrester vaticinaba que en 2015 una de las grandes tendencias empresariales sería que las áreas de mercado y tecnología, a través de sus jefes máximos, determinarían en buena parte el futuro de la compañía. De la misma forma, otras predicciones hablaban de cómo crecería el gasto en el área de mercado digital, superando por primera vez la inversión en tecnologías.

El área de tecnología, es una que cada vez tiene más fuerza. Se podría argumentar que en la mayoría de grandes empresas tuvo su aparición hace varias décadas como una necesidad latente, dónde inicialmente poco se le veía su rol estratégico, pero que esta visión ha cambiado poco a poco. Con Internet, la movilidad, la omnicanalidad y la omnipresencia de los clientes, el área de tecnología día a día tiene mayor importancia y relevancia en la estrategia empresarial de las grandes organizaciones a nivel mundial.

Por otro lado, las áreas de mercadeo tuvieron un inicio similar y hoy en día cualquier empresa que desee tener grandes resultados económicos, cuenta con un área de mercadeo fuerte. Adicional a lo anterior, el área de mercadeo ha tenido una gran evolución, pues ha pasado de un mundo netamente físico, a uno dónde se combina Internet con la presencia física.

Mercadeo y Tecnología: Dos aliados no tan naturales

Las áreas técnicas han tenido una gran evolución y no es un secreto que su máximo valor los consiguen cuando la tecnología persigue los mismos objetivos que las áreas administrativas de la empresa. La época en la que las áreas técnicas era solo técnicas y hablaban su propio idioma, el técnico, es algo del pasado. Hoy un área moderna de tecnología tiene personal que comprende temáticas de negocio, incluyendo entre otros, mercadeo y ventas.

El área de tecnología pasó de ser un área de soporte o de apoyo, a una que es vital para la estrategia de las empresas. Ya no solo da soporte, sino que se compromete con la estrategia. En cierto nivel, el tema técnico se ha relegado en estas áreas y buena parte de sus funciones están relacionadas con un acompañamiento de alto valor a las otras áreas estratégicas de la empresa. En cierto sentido, podríamos compararlo con la llamada venta consultiva, en la cual el tema no es solo vender tecnología, sino cómo la misma ayudará a la empresa.

Bajo la anterior definición, han aparecido unos aliados que hoy se ven como algo natural, pero que hace unos años eran impensables, e incluso, enemigos a muerte: el CMO (Chief Marketing Officer) y el CIO (Chief Information Officer). En pocos años aprendieron a trabajar juntos y darse cuenta que unidos lograrían grandes cosas. Y a medida que pasen los años, esta relación será aún más estrecha.

Todavía hay muchas empresas dónde estas dos áreas no trabajan de la mano, o al menos, no es tan profunda esta relación. Claramente esto debe cambiar, pues aunque en un inicio no parecían tener la misma naturaleza, hoy el tema es otro. De hecho, no es raro pensar que el CIO cada vez interactúe más con otros de sus pares, pues la tecnología e Internet, no solo tiene que ver con mercadeo, sino prácticamente con todas las áreas de la empresa.

Por ejemplo y como se mencionó al inicio de este artículo, la inversión en mercadeo digital está superando la de tecnología en las grandes empresas alrededor del mundo. Aunque este es un dinero que propiamente dicho depende usualmente del área de mercadeo, considero que es un tema transversal en el cual tecnología tiene intereses. De forma similar sucederá con otros gastos y decisiones que no son propiamente del área de tecnología, pero en el cual definitivamente tienen algo que decir y aportar.

Este solo es el principio de las evoluciones

Aunque la tecnología muchas veces es accesoria a lo que buscamos, es un área que moldea las demás áreas de la empresa. Así como hoy muchas de las grandes empresas buscan en sus áreas de tecnología gente que conozca sobre administración, también tienen que buscar expertos en administración que conozcan sobre tecnología. Solo de esta forma se logrará adaptarse a los cambios cada vez más complejos del entorno, siempre buscando tener una gran ventaja competitiva.

El rol de mercadeo, además de contar con amplios elementos de tecnología, está sobrellevando varios cambios. Por ejemplo, hay empresas que han cambiado el rol de solo mercadeo, a uno de comunidades, pues se considera más amplio. En el mercadeo tradicional, la comunicación con los clientes potenciales y actuales era en una sola vía. Hoy es de múltiples vías y los paradigmas que funcionaban hace unos años, ya no funcionan iguales. Al hablar de comunidades se incorpora el viejo mercadeo con redes sociales y un nuevo consumidor, entre otros. Y seguro, este rol seguirá evolucionando.

La tecnología, en especial lo que está relacionado con Internet, nos seguirá cambiando la forma como las empresas operan y la única opción, es seguirle el paso. Los cambios cada vez serán más profundos y este ejemplo del área de tecnología y mercadeo, solo es un ejemplo de lo que sucederá a futuro.

Imagen por @MariaElena, distribuida con licencia Creative Commons CC BY-NC-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER