¿Por qué es importante generar estrategias de planeación a nivel empresarial?

¿Cómo asegurar el éxito para alcanzar los objetivos organizacionales? En primer lugar, la planeación es una función gerencial que procura, “anticipar el futuro”. En consecuencia, se concretan las metas a alcanzar, determinando los actores involucrados en dichos procesos y se conocen los recursos que se necesitarán (materiales y financieros). Los cuales deben de ser alineados de forma adecuada, para que los riesgos y la incertidumbre sea minimizada mediante la planeación estipulada.

Un caso exitoso de planeación a seguir, es el de una empresa de tecnología Indelpro, la cual diagnosticó inicialmente, la situación del entorno para poder decidir los pasos subsecuentes. Se fijaron objetivos e integraron a sus equipos de trabajo acorde a las áreas de conocimiento requeridas. Los beneficios de una adecuada planificación fueron:

  • Satisfacción de los clientes.
  • Mayor proyección a nivel internacional.
  • Mejora de sus procesos medulares
  • Rentabilidad económica mediante un control ajustado de su presupuesto

Ventajas de la planeación

Entre las ventajas nucleares constatadas por gerentes, se tiene que la planeación ha encaminado de mejor forma los esfuerzos y recursos disponibles, ha proyectado y afrontado los imprevistos, al igual que la minimización de los riesgos. Por consiguiente, se aprovechan efectivamente las oportunidades, se asientan los fundamentos que se utilizarán para el control del plan y se optimizan los recursos a utilizar.

Una empresa sin planeación, dificultará la organización de los recursos, del talento humano y de temas tales como:

¿Qué pasos seguir para una planeación exitosa?

Se ha escrito sobre la manera correcta de planear, sin embargo, cada organización podrá adaptar las fases, según cada uno de los proyectos y metas. Por lo tanto, se mencionan las etapas básicas de planeación descritas por el portal EcuRed seguir:

Diagnóstico de la situación

Implica el análisis profundo de los aspectos internos y externos de la organización. Si no se sabe cuáles son los problemas, difícilmente se podrán solucionar.

Establecimiento de objetivos

¿Qué desea lograr la organización? Deben ser escritos de forma coherente, medibles en el tiempo, alcanzables y fáciles de entender para todo el equipo. Se recomienda el uso de KPIS o indicadores de gestión tales como tiempo de cumplimiento, eficiencia, efectividad.

Suposición de premisas

Conlleva a proyectar la situación de la organización, en torno a las variables que no se pueden controlar y que afectan de manera directa a los objetivos. Ello permitirá la creación de acciones de contingencia, que deberán ser flexibles. Pudieran hacerse simulaciones de lo planeado con todos los miembros del equipo, midiendo así, las variables en juego.

Determinar los planes de acción

Representan las estrategias a adoptar, las vías de actuación óptimas para lograr la meta organizacional.

Evaluar las líneas de acción

En esta etapa se prioriza y jerarquiza los pros y contras de cada estrategia para decidir por la más adecuada.

Toma de decisiones del plan de acción

Aquí ya analizada profundamente la situación actual y lo proyectado a futuro, se escogerán las estrategias y alternativas que guíen hacia el éxito de la planeación. Deben definirse los responsables y fechas topes de logro de actividades.

Estimación de presupuesto

Aquí se cuantifica el plan en unidades monetarias conforme con cada acción.

 

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER