Plataformas web adaptadas a las necesidades de nuestra empresa, ¿Cuál es la ideal?

Hoy en día tener una página web es imprescindible para casi todas las empresas. Aunque una compañía no esté buscando implementar un comercio electrónico, o tener funcionalidades avanzadas dentro de su plataforma, es muy probable que al menos desee tener un sitio web que al menos sea informativo. Adicional a esto, esperará que su sitio sea de una excelente calidad y que se vea profesional, además de ciertos requerimientos puntuales que tendrá cada empresa.

Hace algunos años acceder a lo anterior hubiera sido muy difícil a excepción de que la empresa contara con un alto presupuesto para el desarrollo o cambio de su página web, pues las buenas soluciones eran muy costosas y las económicas tenían una calidad muy baja. Afortunadamente hoy podemos tener calidad a buen precio cuando estamos hablando de plataformas en Internet y esto se da en parte a que existen varias opciones a la hora de desear implementar nuestro portal. Sin embargo siempre será una constante que entre más personalizado y mayores funcionalidades requiramos, el precio se elevará.

Aunque lo anterior es una realidad –calidad y buenos precios-, desafortunadamente muchos empresarios lo pasan por alto por desconocimiento del tema. En esta publicación hablaré de tres opciones que tienen las compañías a la hora de implementar una página web, analizando cuando se debe utilizar cada una de estas opciones y que tener en cuenta de estas. 

Plataformas Propietarias, con limitaciones para su uso

Las plataformas propietarias en términos generales son soluciones que pertenecen bien sea a una persona natural o jurídica por lo que las posibilidades de usarlo, modificarlo y redistribuirlo son limitadas o que el código fuente se encuentra restringido. Esto en términos prácticos implica varias cosas.

En primer lugar se debe entender que quien conoce el software y su funcionamiento es una misma empresa o persona y que además poseen todos los derechos sobre esta. Esto se traduce en que siempre que su empresa necesite realizar modificaciones, tendrá que solicitarle a dicho proveedor el realizarlo. Desafortunadamente cuando una empresa ha invertido para desarrollar una página web en una de estas plataformas, el costo de cambiar es muy alto y algunos proveedores de software aprovechan esta situación para cobrar precios muy altos en cada una de estas modificaciones. Así que aunque de entrada pueda que la solución que le ofrezcan no sea tan costosa, tenga en cuenta que quedará “atado” a este mismo proveedor y a sus condiciones.

Por lo anterior, generalmente esta no es la opción más recomendable. Sin embargo en ciertas situaciones puede ser una solución, como por ejemplo cuando se requieren funcionalidades muy especificas que se pueden desarrollar más fácilmente por medio de un software propietario. Tenga en cuenta que si usted va a optar por esta solución es recomendable que investigue muy bien sobre el tipo de solución que le están ofreciendo y el tipo de empresa que se contratará incluyendo toda su trayectoria. 

Plataformas libres, abierto a todo el mundo

Las plataformas libres a diferencia de las propietarias –en términos generales, aunque depende de la licencia de cada una- pueden ser distribuidas, modificadas, copiadas y usadas sin previa autorización dado que estas son de dominio público. En términos prácticos esta es una muy buena opción debido a que es un software que cualquiera puede manipular. Esto quiere decir que si una página web se realiza en una de estas, si se requiere realizar modificaciones se tiene la opción de realizarlo de manera interna en la empresa o contratar a cualquier proveedor que lo maneje. Esto naturalmente acaba la problemática que se presentaba con el software propietario, pues no se queda atado a ningún proveedor.

De manera adicional, este tipo de soluciones provee un gran respaldo pues existe una gran comunidad a nivel mundial trabajando en estas plataformas y mejorándolas día tras día.

Existen dos temas que hay que tener en cuenta a la hora de optar por este tipo de soluciones. Primero, el hecho de que la plataforma sea libre, no quiere decir que sea gratuita, pues se necesitará personal técnico para que lo adapte a nuestras necesidades. Sin embargo para reducir costos es posible buscar desarrollos que ya alguien haya realizado y estén a la venta para personalizarlos.

Segundo, hay que tener en cuenta que existen muchas opciones de plataformas libres, pero de acuerdo a las necesidades que tengamos optaremos por una sobre otra. Por ejemplo Moodle es una excelente plataforma para educación, Magento esta diseñada para ventas en línea y WordPress sirve especialmente para la generación de contenidos. Esto no quiere decir que por ejemplo en un WordPress no se pueda crear un comercio electrónico pero si que existen otras plataformas que son más fuertes en este aspecto.

Una buena solución para comercios electrónicos

Las plataformas libres y propietarias de las que hablé en las anteriores dos secciones son soluciones para cualquier tipo de página web que se desee realizar. Sin embargo en el ámbito de los comercios electrónicos quisiera mencionar otra muy buena solución especialmente para empresas que no tienen los recursos financieros para invertir grandes sumas en un primer momento: Tiendas SaaS o en la nube. Mediante estas es posible crear un comercio electrónico sin tener conocimiento técnicos, sin la necesidad de pagar licencias y únicamente pagando una renta por el uso del sistema.

Entre las ventajas que tiene adicionales a su bajo costo, es que generalmente cuentan con varias plantillas, son seguras, por lo general ofrecen el carrito de compras que acepta diferentes monedas y cuentan con una tienda de aplicaciones donde se podrán descargar otras funcionalidades. Un excelente ejemplo es Shopify que cuenta con planes desde USD$14 al mes, pero existen otras opciones.

Como has podido ver a lo largo de esta publicación afortunadamente hoy en día las empresas tienen diferentes opciones a la hora de crear o renovar su página web. Estas opciones tienen diferentes características, ventajas y desventajas que se deben analizar antes de tomar la decisión final. Lo más importante –para páginas web y otras tecnologías- es que la solución se adapte a las necesidades de la empresa y no de forma contraria.

Imagen destacada: @iWoman, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER