La tecnología ya ha avanzado hasta crear un robot humanoide

El mercado del robot humanoide está preparado para un importante crecimiento, pues se proyecta que para el 2023 se valorará en 3,9 billones de dólares. Su llegada marca un gran hito dentro la introducción de la inteligencia artificial en la cotidianidad, antes considerada lejana. Erica, Sofia y hasta Boris en Rusia, ya son nombres famosos de lo que podemos llamar un robot humanoide. Otro nombre reciente es el de Atlas. Un robot con la capacidad de hacer volteretas y caminar, muy similar a la de los humanos.

Una parte de la controversia generada parte de los temores comunes del humano en ser reemplazados en los empleos; Además de los cuestionamientos acerca de la seguridad. Sin embargo, los expertos aseveran que pronto la presencia de un robot en nuestras vidas será inevitable.

Origen del robot humanoide

Connie: entregando la propina al robot del hotel

Varios hoteles se han sumado a esta tendencia de innovación en atención a viajeros y huéspedes usando un robot humanoide. La cadena Hilton en conjunto con IBM trajeron al mostrador a Connie, quien recurre al conocimiento de Watson y WayBlazer para informar a los huéspedes sobre las atracciones turísticas locales. Realiza recomendaciones gastronómicas y destaca las características y las comodidades del hotel.

Pepper: un robot que le pone la cara al servicio al cliente

Es probable que la industria minorista surja como un campo de aplicación rentable para robots industriales. Prueba de ello es Pepper el Robot Humanoide de Softbank. Por su parte, MasterCard lo ha implementado para procesar los pedidos en Pizza Hut en Singapur. Nestlé S.A., vende sofisticadas máquinas de bebidas calientes en Japón, y tiene un número desconocido de Peppers robot en algunos de sus puntos de venta. Además, planea tener al menos uno de ellos en 1.000 puntos de venta este año.

HRP-5P: un robot humanoide que construye viviendas para los humanos

El HRP-5P es un robot humanoide del Instituto de Ciencia y Tecnología Industrial de Japón que puede realizar tareas comunes de construcción. Estas contemplan, incluso, instalar paneles de yeso. Su diseño incluye habilidades como la medición ambiental, la detección de objetos y la planificación de movimiento para realizar diversas tareas. Se espera que muchas industrias, como la de la construcción, sufran una grave escasez de obra de mano en el futuro. Esta es la respuesta de la alta tecnología a la demanda en este sector.

Jibo, Kuri y Hub: robots humanoides para el hogar

Estos dispositivos han sido diseñados para actuar como un punto central de contacto para la casa inteligente. Además de reproducir música y buscar el clima, también actúan como unidades de comando y control para varios dispositivos. Están diseñados para responder a los consumidores usando lenguaje corporal sencillo. De esta manera vemos cómo asienten con la cabeza en ocasiones a preguntas sencillas.

¿Un Robot Humanoide podría robar los trabajos más peligrosos?

 Bruno Siciliano, profesor de la Universidad Federico II de Nápoles tiene varias consideraciones al respecto. Desde su perspectiva visualiza al robot humanoide como un reemplazo del trabajo físico. Por otra parte resalta la inteligencia artificial (IA) como el verdadero peligro para el reemplazo de los humanos en tareas que exigen pensamiento racional. Siciliano indica que están cerca los días en los cuales la inteligencia artificial esté 100 % detrás de los centros servicios al cliente y los centros de llamadas. Y no está herrado. Tecnología como la de Google Assistant ya lo está desempeñando. Por otro lado afirma lo improbable que resulta que los robots puedan sustituir la inteligencia humana. Sobre todo cuando se requieren habilidades corporales y periféricas.

El robot humanoide ya se está utilizando en la inspección, mantenimiento y respuesta a desastres en las centrales eléctricas. También en ambientes agrestes de soldadura porque los humos peligrosos de los metales y los recubrimientos pueden provocar enfermedades graves. Pero incluso en todos estos usos es necesaria una mente y manos humanas para operar, monitorear e inspeccionar el robot y las soldaduras. Esto para trazar una línea que separa a los trabajadores humanos de tareas laboriosas y peligrosas. Del mismo modo, se están preparando para asumir tareas de rutina en reemplazo de los astronautas en viajes espaciales.

Existe una amplia gama de tareas que un robot humanoide puede automatizar, pues la forma en que se están desplegando sus usos se expande constantemente. Sin embargo, nadie puede predecir todos los trabajos que los robots y la IA asumirán de los humanos en las próximas décadas.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER