Tipos de liderazgo en las organizaciones

Existen diferentes tipos de liderazgo, uno de los factores más relevantes a la hora de alcanzar el éxito en las organizaciones, este término considerado una gran capacidad se convierte en el eje transversal para manejar los negocios, guiar a los empleados y/o colaboradores, tomar decisiones en equipo y aumentar la productividad empresarial.

Entre los tipos de liderazgo más conocidos se encuentran:

Liderazgo laissez-faire o delegativo

El líder interviene en el equipo de trabajo solo cuando es necesario, hay escasa retroalimentación de las acciones y ejerce poco control sobre los empleados. Se basa en que los trabajadores con mucha experiencia, entrenamiento y motivación necesitan menos supervisión para cumplir las tareas. Este tipo de liderazgo funciona bien en las organizaciones que se dedican a realizar actividades creativas donde la innovación es fundamental.            El objetivo es perfeccionar productos, sistemas y servicios como agencias de publicidad, empresas de diseño o redes sociales.

Liderazgo autocrático

El jefe tiene el poder absoluto para tomar decisiones e implementar planes de acción sin la participación del equipo de trabajo. Consiste en uno de los tipos de liderazgo unidireccional donde los trabajadores solo están para obedecer órdenes. Es eficiente cuando se necesita alcanzar metas a corto plazo, donde se debe actuar bajo presión.  Fundadores de empresas que hoy son exitosas como McDonald o Larry Ellison aprendieron que el liderazgo autocrático sirve para agilizar procesos, aumentar el número de clientes y garantizar la supervivencia a largo plazo.

Liderazgo democrático

Le da prioridad a la toma de decisiones en equipo, es decir, el líder tiene en cuenta las opiniones de sus empleados, lo que redunda en fortalecer el sentido de pertenencia de los trabajadores hacia la compañía, su compromiso y motivación para el logro de los objetivos. El estilo democrático funciona cuando la calidad es más importante que la velocidad o la productividad en divisiones de I+D de biotecnología, entre los ejecutivos C-suite, jefes de división y directores de proyectos.

Liderazgo transaccional

Este es uno de los tipos de liderazgo que se basa en transacciones, donde hay un intercambio entre líderes y colaboradores a través de beneficios o incentivos según el rendimiento laboral de los mismos, lo que en ciertos casos garantiza el cumplimiento de las metas.

Liderazgo transformacional

Se centra específicamente en un alto grado de comunicación entre líderes y empleados. El líder tiene una amplia visión para guiar los cambios y toma de decisiones en la empresa, asume la gran responsabilidad de crear relaciones de confianza, por lo tanto debe tener  la capacidad de generar expectativas y motivación en el equipo de trabajo.

Para saber cuál es el tipo de liderazgo que se debe aplicar en grandes empresas hay que tener en cuenta diferentes factores: naturaleza de empresa, objetivos, personalidad de los trabajadores, así como las necesidades o circunstancias de los proyectos que se llevan a cabo. Organizaciones como Google, Apple o Amazon.com han logrado el éxito a partir de la combinación de estilos de liderazgo según el área, departamento o división de la misma.

10 consejos claves para aplicar en los tipos de liderazgo mencionados:

  • Tener la capacidad de tomar decisiones en equipo.
  • Tener la habilidad de desarrollar una estabilidad emocional, es decir, saber manejar o controlar las emociones propias y la de los demás, sobrellevar las situaciones, identificar valores y defectos a favor de obtener buenos resultados.
  • Establecer objetivos concretos que busquen el crecimiento de la empresa.
  • Saber comunicarse, pues mejora las relaciones con los integrantes de la organización, aumentando la credibilidad.
  • Delegar responsabilidades, lo que implica gestionar, supervisar, coordinar y dirigir el equipo de trabajo.
  • Motivar a los empleados, aspecto fundamental ya que un buen clima laboral aumenta la productividad empresarial.
  • Transmitir confianza y bienestar.
  • Solucionar los problemas y anteponerse a las situaciones de crisis.
  • Innovar en la implementación de estrategias en pro de alcanzar las metas.
  • Imponer disciplina, es necesario exigir al grupo de trabajo con autoridad.

Estas características son fundamentales para manejar equipos de trabajo en grandes empresas porque se constituyen en la base para el cumplimiento de metas establecidas y reafirman la estrecha relación que existe entre el liderazgo y la inteligencia emocional aplicada en los contextos laborales.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER