Lo que todo ejecutivo debe saber acerca del Hosting y cómo contratarlo

En mi labor de consultor en estrategias de tecnología e internet, con frecuencia me veo en la tarea de explicarle a presidentes, gerentes y altos directivos, tecnologías que son básicas para el desarrollo de una presencia en corporativa en Internet. He comprendido que todavía existen muchos temas técnicos que no son de dominio general, razón por la cual me propongo explicar en esta nueva serie algunos de estos temas.

Para esta primera entrega inicio con el Hosting (o Web Hosting u Hospedaje Web). Esta es una tecnología básica que permite el funcionamiento de las páginas web, y en mayor extensión, otros servicios como el correo electrónico. A continuación daré una breve explicación de esta tecnología, lo que deben conocer los ejecutivos sobre esta y cómo contratarla.

¿Qué es el Hosting?

El Hosting es un servicio que se ofrece para publicar en Internet páginas web (y otros servicios relacionados). Básicamente son servidores (computadores), usualmente de gran capacidad, que están conectados a Internet 24/7. De esta forma cuándo alguien busca la página web de su empresa, un servidor de Hosting responde y envía la información a ese usuario. De hecho, el blog que usted está leyendo en estos momento, así como todas las páginas web, están alojadas en servidores ubicados por todo el planeta.

Para alojar páginas web, existen varias opciones que usted debe conocer. La primera opción, es que su empresa adquiera estos servidores y los aloje en sus instalaciones. Sin embargo, para esto se requiere conexión a Internet de muy alta velocidad y personal técnico que mantenga los servidores, lo cuál puede ser costoso. Una segunda opción y que es la más popular, es que se contrate a empresas especialistas en Hospedaje Web.

Las empresas que ofrecen este servicio, lo hacen a diferentes precios, calidad y niveles de soporte. El más sencillo es el que se conoce como el Shared Hosting o Hosting Compartido. Usualmente es muy económico, desde unos cuántos dólares al mes (entre $5.00 y $10.00 al mes). Sin embargo, este bajo costo tiene sus implicaciones. Estas empresas tienen grandes servidores, dónde alojan cientos o miles de páginas web. En términos prácticos, esto implica que los recursos del servidor son utilizados por muchos clientes. Si nos tocó uno o varios vecinos con páginas de alto tráfico, la velocidad de nuestro portal se verá afectada. Sin embargo, este tipo de solución es el punto de entrada y suficiente para la mayoría de empresas.

En un segundo nivel se encuentra el VPS o Virtual Private Server (Servidor Privado Virtual). Esta opción es un poco más costosa que la anterior (desde unos $30.00 al mes, hasta varios miles de dólares). En este caso, el servidor también es dividido, pero en el mismo se nos aseguran unos recursos. De esta forma, los vecinos pasarán casi inadvertidos. Este es el paso siguiente en el Hosting y se notará una gran diferencia en la velocidad y calidad del servicio.

Un siguiente paso es adquirir todo un servidor para nuestro uso, conocido como Servidor Dedicado. Los precios nuevamente incrementan (desde $100.00 a miles de dólares al mes). En este caso el servidor es totalmente nuestro y podemos hacer lo que deseemos.

En los últimos años ha aparecido una solución intermedia entre el Hosting compartido y los VPS/Servidor Dedicado. Es la famosa Nube, en el cual nos cobran por el uso que hagamos del servidor. Esta opción es muy interesante, pero su cobro es como el de un taxi: depende del uso, por lo cual las cuentas pueden ser bajas o muy altas.

Elementos a tomar en cuenta al contratar Hosting

A continuación listo algunos elementos a tomar en cuenta en la decisión de qué tipo de Hosting adquirir

  • Espacio de Disco: La cantidad de disco duro que se ofrece, para almacenar nuestros archivos
  • Transferencia: La cantidad de datos que podemos transferir; algunos planes incluyen transferencia ilimitada, pero esto no implica que sea la mejor opción (es probable que estén sacrificando otros elementos).
  • Uptime: Es la garantía que da el proveedor, de cuántos minutos al año estará el servidor en línea. Recomiendo no aceptar nada inferior al 99.9%, ojalá fuera del 99.99%.
  • Ubicación Geográfica: Hay mercados de Hosting como el de Estados Unidos que está muy avanzado, con muchas ofertas, excelente costos y gran infraestructura. La mayoría de empresas latinoamericanas tienes sus páginas web en este país.
  • Soporte Técnico: Es importante contar con un respaldo, ojalá en tiempo real y con atención 24/7. Dependiendo de quién contrate, el soporte puede no ser en español.
  • Escalabilidad: Que bueno que su página web crezca con el tiempo y cada vez necesite mejores servidores. El hosting compartido rara vez permite “crecer”, pero servicios como VPS, Dedicado y Nube si lo suelen permitir de una manera sencilla y económica.
  • Velocidad: La velocidad con la que carga una página web, puede definir el que un usuario la visite, se quede en esta o por el contrario se vaya. El servidor y la conexión a Internet de este, son vitales para definir esto. Se puede esperar mayor velocidad de VPS, Nube y Dedicado, que de Hosting Compartido.

Para analizar estos elementos, es importante asesorarse muy bien e incluso probar. Por ejemplo, la realidad sobre la velocidad del servidor solo será evidente una vez se contrate el servicio. Procure no tener contratos a largo plazo, en caso de que el proveedor no funcione, usted tenga alternativas.

Imagen @Tophost, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER